SD. Alicia Ortega, del grupo SIN, realiza desde Polonia trabajos de investigación periodística acerca del sacerdote Wojciech Gil, acusado de abusar sexualmente de menores mientras ejercía en la comunidad de Juncalito, Santiago.

Desde su llegada a esa nación europea ha enviado periódicos reportes con los más actualizados aspectos sobre las pesquisas en curso que realizan las autoridades polacas, en coordinación con la Procuraduría general de la República.

Desde Varsovia, la capital de Polonia, Ortega viajó a Cracovia, donde Wojciech permanece en una vivienda de su familia que está rodeada por una batería de periodistas, fotógrafos y camarógrafos de diferentes medios de información polacos.

En el vecindario se produjo este viernes una situación de cierto sobresalto e inseguridad por la actitud agresiva de residentes que están molestos porque durante la semana su entorno estuvo dominado por un intenso movimiento de reporteros.

Durante el fin de semana, Ortega continuará enviando reportes periodísticos para las emisiones de noticiosas de SIN y su portal informativo. Para El Informe del lunes prepara un trabajo especial con los últimos detalles de un caso que causado conmoción en el país y Polonia.

Wojciech era sacerdote en  Juncalito, un distrito municipal de Jánico, en la Cordillera Central, a una altura de más de 1.000 metros sobre el nivel del mar y a 59 kilómetros de la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Las autoridades polacas avanzan en sus pesquisas y piden a sus pares dominicanos que les envíen un expediente completo con las evidencias que comprometerían a Wojciech, peroo han dejado bien en claro que, en el caso de ser formalmente inculpado de los hechos que se le atribuyen,  no podrá ser enjuiciado en el país, en vista de que Polonia no tiene acuerdo de extradición con la República Dominicana.

En las primeras declaraciones que ha ofrecido a la prensa, luego de que permaneciera virtualmente aislado en su vivienda, Wojciech negó que haya abusado de infantes, y adujo que su única culpa fue haber depositado demasiada confianza en los jóvenes de Juncalito.

La próxima edición de El Informe trae mucha información inédita de este escándalo y abundante  material de videos, fotografías y descripciones sobrecogedoras sobre las prácticas aberrantes a que eran sometidos los menores víctimas de pedofilia.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí