Moscú.- El director del ballet del Bolshói, Serguéi Filin, fue recibido con flores por familiares y colegas en el aeropuerto de Moscú, tras llegar procedente de Alemania, donde se recuperaba del ataque con ácido que hace 9 meses casi le dejó ciego.

Su esposa, María Propvich, su hermana, Elena Filina, así como colegas del mundo del ballet y periodistas le aguardaban en la terminal para darle la bienvenida.

“Tendré que regresar a Alemania. No se puede decir que me hayan dado el alta. Haré viajes cortos que no interfieran en el trabajo”, dijo a los periodistas Filin, que tiene previsto acudir ya el lunes al Bolshói.

“A las 9 de la mañana iré a la policlínica del teatro Bolshói. Los doctores me verán, y a las 10 empezaré a trabajar… El 17 estaré en la apertura oficial de la temporada”, afirmó Filin, que dijo sentirse bien.

“Me encuentro bien, de otro modo no hubiera podido volar”, aseguró. “Poco a poco voy avanzando. Puedo verles. El ojo izquierdo ha podido ser estabilizado… con él puedo ver lo que pasa en el escenario y volver al trabajo”, dijo el director.

En cambio, agregó que el estado de su ojo derecho sigue siendo grave. “Pero ahora ya puedo ver mis dedos, esto es un buen logro… antes no podía”, añadió.

El director artístico del legendario ballet quedó prácticamente ciego a raíz del ataque ocurrido en la noche del 17 enero, cuando un sicario, contratado por el bailarín Pável Dmitrichenko, le arrojó ácido a la cara.

Filin ingresó en el hospital universitario de la ciudad alemana de Aachen con quemaduras de tercer grado en la cara y un ojo quemado, y desde entonces ha sido sometido a más de 20 operaciones.

También te podría interesar:   Vuelven las salas de cine a Paraguay, con aforo para 50 espectadores

El dramático ataque con ácido, que sacudió los cimientos del más prestigioso ballet ruso y dejó al descubierto las envidias y rencillas ocultas tras las mallas y “tutús”, no amilanaron a Filin, que hace una semanas se mostraba deseoso de volver al trabajo.

En paralelo a la rehabilitación del director del Bolshói, sigue su curso la causa judicial contra el bailarín solista Pável Dmitrichenko, presunto autor intelectual del crimen, así como contra el autor material y el hombre que le condujo al escenario del ataque.

Los tres están en prisión preventiva y hace una semanas fueron acusados formalmente del delito de “causar un gran daño a la salud”, con lo que se enfrentan a una petición de 12 años de cárcel.

Según la acusación, el bailarín habría encargado el ataque contra Filin al considerar que el director de la compañía relegaba a un segundo plano a su esposa, la también bailarina del Bolshói Angelina Vorontsova.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.