DAMASCO-SIRIA.-En medio de discusiones diplomáticas sobre la posibilidad de que fuerzas occidentales inicien un ataque contra Siria, los habitantes de la capital, se están preparando para posibles ataques aéreos.
Muchos sirios intentan abastecerse con insumos básicos mientras que otros procuran encontrar un lugar que quede lejos de los potenciales blancos para refugiarse.

Un residente dijo que era muy difícil encontrar un lugar para esconderse cuando en cada calle y en cada vecindario hay una entidad gubernamental.

Los bancos han estado llenos de clientes que hacen filas para sacar su dinero.

Automóviles, desde donde se hacen sonar canciones nacionalistas, han estado circulando en varias áreas de la capital para exacerbar el ánimo patriótico.

La bandera siria se ha pintado en varias calles.
Mientras tanto, las potenciales mundiales discrepan sobre la necesidad de intervenir militarmente en Siria.
Tanto Reino Unido como Estados Unidos consideran que hubo un ataque con armas químicas en Siria la semana pasada y que el gobierno de Bashar al Asad es el responsable. Ambos países y Francia apoyan una intervención, mientras que el canciller de Siria, Walid Muallem, rechazó “total y absolutamente” que fuerzas del gobierno de su país hayan utilizado armas químicas en el conflicto que mantienen con grupos opositores.
Los otros dos países miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia y China, manifestaron su oposición.
clic Lea: El conflicto en Siria a fondo
Por su parte, el enviado de Naciones Unidas a Siria Lakhdar Brahimi le dijo a la BBC que le pidió a EE.UU. que espere a que se establezca con claridad qué sucedió el miércoles pasado en los suburbios de Damasco, donde se reportó que murieron cientos de personas.

También te podría interesar:   Compromiso, frustración o desesperanza, tras un año de protestas en el Líbano

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.