La Voz de Rusia.

La crisis financiera va cediendo de a poco. Lo confirman los datos estadísticos procedentes de las principales economías europeas y EEUU.

Pero las conmociones económicas que provocaron, entre otras cosas, un mayor desempleo en muchos países, dejaron su huella. Toda una generación de jóvenes en Europa y EEUU vuelven a vivir con sus padres. En estos tiempos duros los “jóvenes boomerang”, tal como los llaman los psicólogos, no encontraron un trabajo que les permitiera pagar los estudios y el alquiler de una vivienda. Sin embargo, el regreso a la casa paterna además de no resolver los problemas financieros de los jóvenes, genera nuevos.
Para EEUU es una pequeña revolución social. Si antes los adolescentes empezaban a vivir separados desde los dieciocho años, ahora los jóvenes no se apresuran a abandonar la casa paterna, sino más bien vuelven a ella. Los científicos los llaman “jóvenes boomerang”. Según expertos, la aparición de esta tendencia se debe a la crisis económica. En lugar de ajustarse el cinturón y resolver por sí solos los problemas financieros, los jóvenes regresan a casa de los padres.
Vivir a costa de los padres es la salida más fácil de la situación, estima la directora del Centro de psicoterapia y psicoanálisis Alina Timóshkina:
–Los jóvenes más infantiles tratan de volver a casa de los padres y aprovechar los recursos paternos. Así les resulta más cómodo. 
Lo mismo sucede en Europa. Los científicos calcularon que este año un 10-15 % más de jóvenes que el año pasado, o sea aproximadamente cincuenta millones de personas, han vuelto a casa de los padres en el Viejo Mundo. En su mayoría son los llamados jóvenes grandes, cuya edad oscila entre los veinticinco y treinta y cuatro años. Ellos explican tal situación alegando que no pueden ganar el dinero necesario para comprarse una vivienda y no quieren más gastar dinero en alquiler. Las cifras son impresionantes: cerca del 90 % de los españoles y portugueses viven con sus padres, el 70 % son alemanes y el 60 % ingleses, polacos e italianos, si bien estos últimos aún antes la subida del nivel de desempleo no mostraban muchas ganas de vivir aparte, dice Elena Zhúkova, quien hace ya varios años que trabaja en Milán:
–No he visto que alguien abandonara la casa paterna. Ellos viven con los padres, pero lo hacen de forma algo autónoma. O sea que trabajan, ganan dinero y lo gastan únicamente para sí mismos. 
En los países asiáticos el problema de los “jóvenes boomerang” no tiene tanta actualidad, dice el estudiante coreano Gino Be:
–Cuando los coreanos se van de la casa paterna no vuelven. Yo ya abandoné la casa de mis padres. Vivo en Moscú hace ocho o nueve años. No vivo con ellos, vivo solo, independiente. Mis padres no me ayudaban, yo mismo me gano la vida, pago mis estudios y el alquiler de la vivienda. 
El regreso a casa de los padres no resuelve todos los problemas. Es difícil que dos generaciones puedan vivir bajo un mismo techo. Además surgen numerosos conflictos domésticos, prosigue Alina Timóshkina:
–Sin falta se producirán confrontaciones con los padres, sin falta habrá necesidad de tomar resoluciones independientes, lo que, a su vez, puede generar miedo. 
A propósito, en Rusia los investigadores del Instituto Independiente de Política Social consideran que no se observa ningún aislamiento entre generaciones. Los padres siempre tratan de ayudar lo máximo posible a sus hijos, aunque sean grandes. No por casualidad, los rusos contraen antes matrimonio y antes tienen hijos. Los jóvenes rusos, a diferencia de los norteamericanos y europeos, no tienen que cambiar sus hábitos. Quizás esta sea una de las causas por la que las consecuencias de la crisis económica en Rusia no se perciben con tanta intensidad como en los países occidentales.

Leer más: http://spanish.ruvr.ru/2013_08_17/Los-ninos-bumeran-se-escapan-de-los-problemas-a-casa-de-sus-padres-6225/
 

También te podría interesar:   El Gobierno deposita en el Congreso Nacional el Presupuesto General de 2021

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.