Las fuerzas de seguridad egipcias en la península de Sinaí fueron blanco de una serie de ataques con cohetes y ametralladoras, que causaron la muerte de un soldado egipcio.
Los medios estatales y fuentes de seguridad culparon a militantes islamistas de los ataques a un puesto de control del Ejército y una estación de policía cerca de la frontera con Israel y la Franja de Gaza.
Otros dos soldados resultaron heridos.
La región se ha vuelto cada vez más anárquica desde que el presidente Hosni Mubarak fue derrocado hace dos años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí