Severo Rivera

Santo Domingo. Un país que no conoce y valora su historia está condenado al fracaso. Un país que no preserve sus valores no tendrá un rumbo claro. La República Dominicana ha tocado fondo con la complicidad de una “clase” política oportunista, así como los trepadores sociales y un amplio segmento empresarial al que poco lo importa la preservación y respeto la memoria de quienes dieron su vida para sentar las bases para la creación de nuestra república y consecuentemente de la identidad nacional.

El Parque Independencia, donde reposan los restos de nuestros padres de la Patria, Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella presenta un franco deterioro. El Ministerio de Cultura, Patrimonio Monumental, la Comisión Nacional de Efemérides Patrias y el Ministerio de las Fuerzas Armadas, el Ayuntamiento del Distrito Nacional son las instituciones que están llamadas a velar por su preservación, pero parece que eso no figura en la agenda de ninguna de ellas. Solo así se justifica la falta de atención que exhibe ante nacionales y extranjeros.

Con el paso del tiempo, el Parque Independencia se ha convertido en un nido para delincuentes, prostitutas y personas con discapacidad mental que además de cometer fechorías, lo utilizan como sanitario público. Y ninguna de las instituciones a la que hacemos referencia hace nada.

Es penoso ver como el bicentenario del nacimiento de Juan Pablo Duarte, Padre de la Patria se conmemore con un Altar de la Patria en condiciones deplorables.

Aquí les dejo unas imágenes que tomé a las 11:00 de la noche de ayer, 10 de junio. Si, es el Parque Independencia y su alrededor. Es la entrada o salida de la Ciudad Colonial, un lugar frecuentados por turistas nativos y extranjeros.  Las fotos no necesitan mayor explicación, sobre todo en estos momentos en los que la delincuencia azota al país. Definitivamente el Parque Independencia y los restos de nuestros padres de la Patria merecen mejor suerte.

También te podría interesar:   Sobre el perfil del liderazgo político del doctor Leonel Fernández

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí