Moscú.- EL viceministro Sergei Ryabkov indicó que  Rusia seguirá  adelante con la entrega de misiles antiaéreos S-300 a Siria y que las armas ayudarán a evitar una intervención extranjera.
El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Ryabkov, dijo que los misiles serían un “factor estabilizador” que podrían disuadir a “algunos sujetos impulsivos” a intervenir en el conflicto.
Israel, por su parte, emitió una fuerte advertencia tras conocer los planes de Rusia. El ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, dijo que su país “sabría cómo responder”
El contrato de los sistemas de misiles S-300 fue firmado entre Rusia y el gobierno sirio en 2010, pero Rusia pospuso la primera entrega prevista para el año pasado, ante una petición hecha por Israel.
El gobierno de Moscú criticó la decisión de la Unión Europea de no renovar su embargo de armas a la oposición siria.

También te podría interesar:   El libro de Bolton retrata la confusa política de Trump hacia Venezuela

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí