Por Juan Cruz Triffolio
Sociólogo – Comunicador
Santo Domingo. El presidente Danilo Medina Sánchez energetizó el sentimiento nacional y ofreció una brillante e histórica catedra de respeto a la soberanía cuando en su alocución del pasado 27 de Febrero dedicó la parte final de su discurso, ante el país y los miembros de la Asamblea Nacional, al abordaje del contrato firmado entre el Estado dominicano y la empresa Barrick Gold Pueblo Viejo, Cotuí.
Las atinadas valoraciones expuestas por el mandatario dominicano resultaron tan convincentes que hasta los legisladores que se mostraron, durante gran parte de su exposición, en vía de entregarse a los brazos de Morfeo, empezaron a saltar de sus asientos y a aplaudir delirantemente al gobernante peledeísta por su actitud valiente y nacionalista. (more…)

También te podría interesar:   Justicia, es sopa fría

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.