Por Frantoni Santana
Santo Domingo. 17 de abril. He quedado gratamente sorprendido al escuchar a Jenny Blanco cantar acompañada a piano, en el programa de Noche de Luz. Les aseguro que en este, de este país, no había escuchado una voz de timbre tan hermoso, entonada y de pegada comercial, pues su voz es agradable, toca los sentidos, el alma, enamora. Tiene ella una voz diferente, aterciopelada, sutil, conmovedora, que abraza y hace sensibilizar. Una voz capaz de arrancar sentimientos, incluso lágrimas a quien le escucha y observa. Sus gestos, sus ademanes tímidos convencen, muestran poder de expresión, ardorosa gentileza. Es su cuerpo, su mirada, un teatro que enardece, que arranca aplausos cuando su voz se levanta y se hace cómplice de su belleza.  (more…)

También te podría interesar:   EE.UU. roza los 200.000 muertos por la COVID-19

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.