El Nuevo Día, Puerto Rico. Con el tema  “Aguanilé” y ante una fervorosa audiencia, el cantante puertorriqueño Marc Anthony arrancó la primera función de su gira “Íconos” en el Coliseo José Miguel Agrelot de Hato Rey.
Mientras la multitud se manifestaba con gritos de entusiasmo, el artista entró al escenario a eso de las 9:30p.m., cuando llegó al centro de la tarima en un tipo de ascensor.
Tras la primera ovación del público, el artista beso el piso en señal de agradecimiento.
El espectáculo, basado en su homónimo disco,  continuaría más tarde con éxitos como “Abrázame muy fuerte”, “Y cómo es él” y “A quién quiero mentirle”.
El intérprete, que está en Puerto Rico junto a su esposa Jennifer López y sus gemelos, Max y Emme, repite el concierto mañana.
Poco antes del cierre del musical, Marc Anthony sorprendió a su pueblo al interpretar el tema “No me ames”. Fue entonces cuando su esposa Jennifer López se unió a dúo con él, lo cual pareció enloquecer a la muchedumbre.
La pareja se besó y se emocionó ante los gritos del público.
Tras el romántico encuentro, el concierto concluyó con la interpretación de “Preciosa”, mientras varios fanáticos ondeaban la monoestrellada boricua.
El cantante, quien está en Puerto Rico junto a sus mellizos Max y Emme, repite el concierto mañana. Se supo que los gemelos, permanecieron escuchando a su papá tras bastidores, durante todo el recital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.