SANTO DOMINGO. Una noche en la que la música y las emociones impregnaron la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito fue la vivida el pasado jueves, durante la Quinta Gala de Ganadores del Concurso Internacional de Piano Van Cliburn, que presentan cada cuatro años Fundación Sinfonía y Grupo León Jimenes. Se trató de un concierto maravilloso, en el que los jóvenes virtuosos Yeol Eum Son, Nobuyuki Tsujii y Haochen Zhang, medallistas de esta importante competencia, considerada “las olimpiadas del piano”, conmovieron al público con sus grandes interpretaciones en piano, cada uno con raíces y sentimientos distintos. Los tres estuvieron acompañados por la Orquesta del Festival, bajo la dirección de los maestros Julio De Windt y Philippe Entremont.

Yeol Eum Son, ganadora de plata en la competencia, fue la encargada de abrir el concierto con la impactante pieza “Rhapsody in Blue”, del compositor norteamericano George Gershwin. La joven coreana brindó una vibrante  interpretación de una obra cuyas raíces descansan en la música jazz. La orquesta, dirigida por Julio De Windt, lució una amplia paleta de colores, destacándose los solos del primer clarinetista, trompeta y violín. De Windt logró una buena integración de la solista con la orquesta.

Con la interpretación del “Concierto No. 1”, de Chopin, uno de sus compositores favoritos, el japonés Nobuyuki Tsujii fue el siguiente en subir a escena. No vidente de nacimiento, Nobuyuki ofreció una interpretación cargada de lirismo e ímpetu, que le merecieron las más grandes ovaciones de pie. En esta ocasión, la Orquesta del Festival estuvo dirigida por el maestro Philippe Entremont, director artístico del Festival Musical de Santo Domingo. Con gran sensibilidad, portento y un sonido como terciopelo, el ganador de Medalla de oro ofreció una de las interpretaciones más conmovedoras de la gala, con una obra eminentemente romántica y con una magia especial, ya que este año se conmemoran los 200 años del nacimiento de Frédéric Chopin, autor de esta pieza.

Haochen Zhang concluyó la Gala en grande. Interpretó el “Concierto No. 1”, de Tchaikovsky, emblemática obra con la que Van Cliburn obtuvo su legendario premio en Moscú. Con una destreza impecable, el joven virtuoso chino deslumbró por su poderoso sonido y dominio técnico. Igual de magnífica fue la integración del solista con la orquesta que acompañó brillantemente. La interpretación de Zhang fue un fantástico broche de oro para una noche espectacular.

También te podría interesar:   Médicos turcos dicen que se ven obligados a "elegir a los pacientes"

Durante el concierto, el cual contó con una asistencia masiva de personalidades ligadas al área clásica, en especial de estudiantes de música, se realizó una dedicatoria a la memoria de Carlos Piantini, laureado director musical de orquesta dominicano, fallecido en marzo pasado.

La Gala de Ganadores del Concurso Internacional de Piano Van Cliburn, presentada por la Fundación Sinfonía, forma parte del compromiso de Grupo León Jimenes con el desarrollo del arte y la cultura en República Dominicana y la proyección del país a nivel global.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.