Bilbao,- Incondicionales de Woody Allen le han arropado este domingo en el Palacio Euskalduna de Bilbao, donde el director de cine y clarinetista ha ofrecido un concierto con la Eddie Davis New Orleans Jazz Band.

Allen ha escogido la capital vizcaína para dar su primer concierto en España y, junto a la banda dirigida por Eddy Davis con la que actúa desde hace 36 años, ha ofrecido un espectáculo muy personal, sin guión e improvisando, con el que han hecho disfrutar al público bilbaino.

Con un estilo musical que mezcla jazz y blues, y la cadencia de ritmos pausados, tranquilos y relajantes, Allen y el grupo de veteranos músicos que le acompaña hace décadas han traído la atmósfera de los clubes y las bandas de New Orleans. Los espectadores del auditorium del Euskalduna tenían la sensación de que ver tocar a un grupo de viejos amigos que interactuaban mientras disfrutaban con su propia interpretación de temas de artistas del siglo XX, leyendas como Louis Armstrong, Bilie Holiday o Duke Ellington.

El cineasta neoyorquino, prolífico y polifacético, ha presentado a sus seis compañeros en el escenario, que en ocasiones han abandonado sus instrumentos para acercarse al micrófono y arrancarse a cantar.

Un Woody Allen concentrado en su música y ajeno al embrollo de las acusaciones de abuso sexual y a las críticas de grupos feministas.

Mientras en Estados Unidos algunos han considerado que su gira por Europa es, en realidad, una huida hasta que pasen los escándalos relativos a su vida personal y familiar, en Bilbao Allen ha tocado entre amigos y ha recibido los aplausos de su público más incondicional.

Tras el de Bilbao, Allen y la banda van a recorrer este verano ciudades europeas como Amsterdam o Milán, además de actuar en dos días en Barcelona y el día 20 en Madrid, y tiene previsto pasar en España parte del verano porque a partir del 10 de julio rodará en San Sebastián una comedia romántica.

Protagonizada por Christoph Waltz y Elena Anaya, será el film número 51 en la carrera del director estadounidense, premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2002.

Por esa razón, Woody Allen lleva ya unos días en Euskadi buscando localizaciones en el entorno de la capital guipuzcoana, donde se le ha visto por el Paseo de La Concha y la parte vieja de la ciudad, como ayer y hoy ha estado paseando por los alrededores del Museo Guggeheim Bilbao. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here