Irak.-Las autoridades informanque en la  ciudad de Mosul murieron unas 40 personas, lo que abre nuevos frentes de lucha a las autoridades de Bagdad. De la provincia de Al Anbar su feudo en Irak, a la región de Salahedín ayer y en esta jornada Nínive, el grupo yihadista Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL) está tratando de extender sus zonas de influencia. Las autoridades aseguran por el momento que han logrado repeler los ataques de los extremistas, entre los que han causado decenas de bajas, y lograron expulsarles de las zonas que llegaron a dominar por unas horas. La ofensiva del EIIL de estos días busca ampliar las áreas de batalla para que el ejército reduzca los ataques contra su bastión de Faluya, en Al Anbar, que es bombardeada a diario desde que los extremistas se hicieron con el control de ciertas zonas a principios de año.

La escalada de la violencia también afectó a los civiles que perecieron por el impacto de varios proyectiles de mortero de origen desconocido en el oeste de la urbe. Además, la explosión de dos coches bomba en una localidad cercana a Mosul habitada por el grupo étnico shabak, de credo chií, causó seis muertos y cuarenta resultaron heridos. Estos sucesos se registran después de que este jueves el ejército iraquí matara a 40 yihadistas del EIIL en bombardeos aéreos y combates librados en la zona de Ain al Yahsh- Mosul. Esa operación se produjo después de que las fuerzas armadas recibieran informaciones de inteligencia sobre los movimientos de los terroristas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here