Santander.- La Audiencia de Cantabria ha confirmado la decisión del juez de instrucción de no admitir a trámite la querella de un grupo de afectados contra los organizadores del show de David Guetta de Santander, que no llegó a celebrarse por la incomparecencia del artista, y cierra la vía penal en este caso.


Al igual que el juez instructor, la Audiencia entiende que no hay indicios de infracción penal y que no se ha planteado prueba suficiente.

La querella, presentada en representación de más de 450 afectados, se interpuso por supuestos delitos de estafa, apropiación indebida e insolvencia punible frente a la Ute La Campa, Delfuego Booking y Heart of Gold, las empresas que organizaron el espectáculo de Guetta que iba a tener lugar el pasado julio en la campa de la Magdalena de Santander.

Pero en febrero el titular del Juzgado de Instrucción 1 de Santander decidió no admitir a trámite esa querella, en una decisión que fue recurrida.

En el recurso se aducía que se había vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva, porque no se llegó a iniciar la instrucción, y que sí había indicios de delito de estafa o apropiación indebida.

El tribunal de la Audiencia, en un auto contra el que ya no cabe recurso, rechaza los dos argumentos, ratifica la decisión del juez instructor y, además, reproduce gran parte de sus explicaciones.

Los magistrados de la Audiencia no ven «de recibo» que la parte demandante aduzca que se ha vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva.

Además, la Audiencia también sigue el criterio del instructor y, al igual que él, señala que los hechos recogidos en la querella no constituyen «ilícito penal». «Hemos de compartir los acertados razonamientos del juez a quo y que, por lo exhaustivo y fundado de los mismos, poco tenemos que añadir», recalcan los magistrados.

De este modo, subrayan que nada hace pensar que cuando los organizadores del evento pusieron a la venta las entradas tuvieran conocimiento de que no iba a celebrarse.

Cualquier hipótesis en ese sentido, según indican, quedaría «destruida» por el vídeo en el que Guetta asumió la responsabilidad por la incomparecencia.

En opinión de los magistrados, no habría responsabilidad penal, y en cualquier caso solo cabría en el orden civil, en caso de probarse. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here