Haití sin tregua, no para de temblar la tierra; 15 muertos y 333 heridos

0

Port-de-Paix (Haití).- Haití, el país más pobre de América, volvió a sufrir el embate de la naturaleza tras el sismo de magnitud 5,9 del sábado, que, según datos oficiales divulgados hoy, causó 15 muertos y 333 heridos, cuya atención médica se dificulta por las precarias condiciones de los hospitales en las zonas más afectadas.

El temor a que se produzcan nuevos temblores ha llevado a muchas personas a dormir en carpas, en las entradas de sus hogares, según comprobó hoy Efe en localidades como Port-de-Paix, en la costa noroeste, una de las zonas más afectadas por el terremoto y de las más pobres del país.

El último informe de Protección Civil indica que 7.000 casas resultaron destruidas por el terremoto, cuyo epicentro se registró frente a la costa noroeste, 20 kilómetros al norte de Port-de-Paix y a 175 kilómetros de la capital, Puerto Príncipe, a una profundidad de 15,3 kilómetros, y al que han seguido varias réplicas, unas de ellas de magnitud 5,2 este domingo.

En Port-de-Paix, en el departamento Noroeste de Haití, murieron 9 personas, mientras que otras cinco fallecieron en Gros Morne, en el departamento de Artibonite, y una en Saint-Louis du Nord.

La precariedad en el hospital de Port-de-Paix, el Inmaculada Concepción, considerablemente agrietado, afecta la atención a los heridos por el terremoto, que ha revivido el horror causado por el sismo de 2010 de magnitud 7, que causó más de 300.000 muertos, un número similar de heridos y unos 1,5 millones de damnificados.

Muchos de los heridos están recibiendo atención en las afueras de este hospital, cuyo responsable de la unidad de urgencia, Rubén Pierre, reconoció en declaraciones a Efe las limitaciones del centro para dar asistencia a los heridos, así como a las personas que se han acercado por síntomas de ansiedad por la situación.

El doctor Pierre señaló, además, que “la gente tiene miedo de los edificios”, por lo que han preferido dormir fuera de sus casas.

Médicos y enfermeras durmieron también en unas colchonetas que colocaron sobre una vereda del recinto, en espera de que algún paciente necesitara de sus servicios, como fue el caso de una joven con síntomas de parto, que fue atendida bajo una carpa improvisada junto a una decena de heridos.

En la mañana de este lunes miembros de las Cruz Roja instalaban carpas de emergencias con varias camillas, tratando de aliviar la situación de los pacientes.

El acceso a Port-de-Paix es difícil debido a las deficientes infraestructuras y el trayecto en carretera hasta Puerto Príncipe, la capital haitiana, dura unas siete horas, pese a que la distancia es solo de unos 175 kilómetros.

Desde Gros-Morne, en el departamento de Artibonite, Carol Josette narró por teléfono a Efe que pasó la pasada noche a la intemperie junto a sus tres hijos después de la réplica de 5,2 de magnitud que sacudió parte del país la tarde de este domingo, por temor a que su casa se derrumbara.

“Mi casa no fue destruida, pero no pienso volver a dormir dentro por un rato. Hace días todo estaba bien pero ahora tenemos miedo”, dijo la mujer, quien señaló que “queremos y necesitamos casas temporales para este periodo difícil”.

Por su lado, el director de Protección Civil, Jerry Chandler, aseguró hoy en rueda de prensa que los equipos de esta dependencia “están en todas las zonas”, mientras llamó a la ciudadanía a “estar vigilante en caso de nuevos sismos”.

Consciente de la vulnerabilidad de este país y de la fragilidad de sus infraestructuras, el funcionario apuntó que “tenemos que prepararnos mejor” e informó de que trabajan con varios ministerios “para luchar contra las malas construcciones”.

Por su lado, el portavoz del Gobierno, Eddy Jackson Alexis, dijo que la situación “está complicada”, pero que las autoridades se esfuerzan por “responder y ayudar a la gente” afectada por el sismo. “El Gobierno ya está desplegando comida y personal médico en varias zonas afectadas”, y señaló que “queremos evitar que las víctimas se sienten abandonadas”.

El presidente Moise recorrió ayer las zonas más afectadas por el terremoto del sábado, y aseguró que ya han llegado las primeras ayudas.EFE

Dejar respuesta