Santo Domingo.- El Segundo Tribunal Colegiado de Santo Domingo Este condenó a 30 años de prisión al sacerdote Elvin Taveras Durán por matar a un adolescente de 16 años, quien se desempeñaba como monaguillo en la iglesia Santa Cecilia del sector Hainamosa, que dirigía el acusado.

El tribunal halló culpable al exsacerdote católico de la violación de varios artículos del Código Penal Dominicano, y de la Ley sobre Armas, Municiones y Materiales Relacionados, por el hecho ocurrido , hecho ocurrido en agosto de 2017 y que costó la vida a Fernely Carrión Saviñón.

El Ministerio Público presentó pruebas suficientes para demostrar la responsabilidad penal del imputado y establecer las circunstancias en las que falleció el sacristán.

Según el expediente instrumentado por la fiscalía, el joven Carrión Saviñón murió como consecuencia de dos martillazos contundentes en la parte atrás de la cabeza y las heridas punzo-cortantes que le infirió el eclesiástico.

Posteriormente, el cura montó el cadáver en un vehículo y lo lanzó en un matorral de Bayaguana, municipio de Monte Plata, donde días después fue encontrado.

El sacerdote Elvin Taveras Durán deberá cumplir la sentencia de 30 años en la cárcel de Najayo, como dispuso el Tribunal.EFE

mmv

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here