Bruselas,- Los nuevos contagios de coronavirus siguen creciendo en Bélgica, que a partir de este lunes, y con una incidencia acumulada de 747 casos diarios en 14 días sobre 100.000 habitantes, empieza a aplicar restricciones como un toque de queda nocturno y el cierre de restaurantes.

“Las infecciones doblan cada 7 días y las hospitalizaciones cada 8 días”, declaró en rueda de prensa el portavoz del comité interfederal belga sobre el coronavirus Yves Van Laethem, después de que la titular de Exteriores y exprimera ministra de Bélgica, Sophie Wilmès, anunciara este fin de semana que ha dado positivo por coronavirus, contagio que atribuyó a su entorno familiar.

Se trata de la segunda ministra de Exteriores de la Unión Europea (UE) en anunciar un contagio por Sars-CoV-2, tras el positivo del titular austríaco, Alexander Schallenberg, anunciado el sábado.

El alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, ha deseado pronta recuperación a sus colegas y ha anunciado que seguirá una cuarentena preventiva hasta este lunes, cuando habrán pasado siete días desde que coincidió por última vez con los ministros afectados, en Bruselas.

Bélgica registra actualmente una media de 7.876 nuevos casos diarios en los últimos siete días, un alza del 79 %, datos a lo que se suman 30 fallecidos diarios de media (+89 %) y 252 hospitalizaciones (+100 %). Actualmente hay en total 2.845 personas hospitalizadas, de las cuales 412 están en cuidados intensivos.

“Sea cual sea el impacto de las medidas (…) tendremos 1.000 pacientes” en cuidados intensivos en una decena de días y los esfuerzos intentan evitar “la proyección matemática de 2.000 pacientes a mediados de noviembre”, lo que supondría un punto crítico de inflexión, explicó el portavoz.

Si la semana pasada las partes más afectadas eran Valonia (sur) y Bruselas (centro), los nuevos datos muestran una “aceleración inquietante” en Flandes (norte), dijo Van Laethem.

En el conjunto del país, la incidencia acumulada en 14 días sobre 100.000 habitantes es de 747 casos diarios, con picos de 1.364 en Lieja y 1.160 en Bruselas.

La tasa de positividad en Bélgica alcanza ya el 14,7 %, mientras que en Bruselas alcanza el 22,5 % y en Lieja (este) el 26,5%, ciudad que, con una población de cerca de 200.000 personas, es la localidad más castigada del país.

El presidente del sindicato médico ABXyM y médico de cuidados intensivos en el hospital CHC de Lieja, Philippe Devos, declaró este lunes que la situación es ya “peor que en marzo” y avisó de que los centros médicos empiezan a tener problemas para admitir pacientes.

“El flujo masivo va a impedir admitir a pacientes que debían de operarse hoy, en todo caso a una parte de ellos”, dijo Devos en declaraciones que recoge la radiotelevisión pública francófona “RTBF”.

Este lunes se empiezan a aplicar las nuevas restricciones anunciadas el pasado viernes para una duración de un mes, como un toque de queda en todo el país entre las 12.00 de la noche y las 05.00 de la mañana, el cierre de restaurantes (que se suman a bares y cafés), la obligatoriedad del teletrabajo y la limitación de los contactos sociales cercanos a una sola persona al mes. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.