París.- La Oficina Internacional de Exposiciones (BIE) propuso este martes el retraso de un año de la Exposición Universal de Dubái que debía comenzar el próximo 20 de octubre, a causa de la pandemia de coronavirus, a petición del país anfitrión.

El Comité Ejecutivo de este organismo, compuesto por doce miembros y bajo presidencia francesa, adoptó por unanimidad esa proposición, que deberá ser refrendada por dos tercios de los 171 Estados miembros en la Asamblea General, que votará a distancia entre el 24 y el 29 de abril.

Dubai cuenta con recibir 25 millones de visitantes en su Expo, 11 millones de ellos extranjeros, y unos ingresos de unos 30 000 millones de euros (unos 32 600 millones de dólares).

Si se acepta esa propuesta de retraso, indicó la BIE en un comunicado, la Exposición Universal de Dubái, que tiene como lema “Conectar los espíritus, construir el futuro”, se desarrollará entre el 1 de octubre de 2021 y el 31 de marzo de 2022.

“Tras evaluar las consecuencias sin precedentes de la pandemia de COVID-19 en la salud pública, en la actividad económica y en las restricciones mundiales de circulación, la Comisión Ejecutiva del BIE ha recomendado unánimemente aprobar la petición de Emiratos Árabes Unidos de retrasar la Exposición”, señaló.

Al igual que sucedió con los Juegos Olímpicos de Tokio, Emiratos ha solicitado que, pese al retraso, se mantenga el nombre de “Expo 2020 Dubai”.

El secretario general del BEI, Dimitri Kerkentzes, se mostró convencido de que en las nuevas fechas la Expo cumplirá su papel de “unir los esfuerzos colectivos con el objetivo compartido del progreso de la humanidad”.

La Expo será “la mejor plataforma para construir, con un optimismo y una esperanza renovada, un futuro mejor y más prometedor”, agregó.

El presidente del Comité Ejecutivo, Alain Berger, felicitó a Emiratos por haber tomado las medidas necesarias para un eventual retraso, “lo que demuestra su determinación y compromiso para acoger una Exposición Universal auténticamente inclusiva e inspiradora”.

Algunos de los países participantes, como Alemania o Austria, tenían ya casi terminado su pabellón en la Expo.

La ministra emiratí de Cooperación Internacional y directora general de la Expo, Reem Al Hashimy, aseguró que trabajará con los países miembros para acomodar los esfuerzos a las nuevas fechas”.

No es la primera vez que una Expo tiene que cambiar sus fechas. En 1937, la Exposición Universal de París abrió con varios meses de retraso, mientras que la de Haití de 1949 debió esperar también varios meses para inaugurar su parte internacional. La de Roma en 1942 fue suspendida pese a que un pabellón dedicado enteramente a Benito Mussolini ya había sido construido.

También modificó sus fechas la de Bruselas de 1958 y fue anulada la de Filadelfia de 1976, mientras que Moscú cedió la edición de 1967 a Montreal y Chicago la de 1992 a Sevilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí