Teherán,- Irán inició este domingo unas “masivas” maniobras que cuentan con fuerzas terrestres, aéreas y navales en el este del estrecho de Ormuz y el mar de Omán, días después de que Teherán acusase a Estados Unidos de tratar de robarle petróleo con el secuestro de un buque.

“El ejercicio tiene como objetivo mandar un serio mensaje de advertencia a los enemigos y aquellos que tratan de dañar a los intereses de Irán por mar o tierra”, afirmó el almirante Habibola Sayyari, al frente de las maniobras, según la agencia de noticias local Tasnim.

Las maniobras militares, llamadas Zolfaqar-1400 (Espada), cubren un área de un millón de kilómetros cuadrados al suroeste de Irán, en una zona delimitada por el estrecho de Ormuz, el mar de Omán y el norte del océano Índico.

En las maniobras participan tropas y unidades blindadas en las zonas costeras; submarinos, buques de guerra y lanchas en el mar; y drones, cazas y helicópteros como cobertura aérea.

La demostración de fuerza se produce después de que el pasado miércoles Irán acusase a Estados Unidos del secuestro de un petrolero y del intento de «robo» de su cargamento de crudo en el mar de Omán, una acción que impidió la Guardia Revolucionaria.

El cuerpo de élite iraní impidió el «robo» con el abordaje el 24 de octubre del carguero con el que EE.UU. trató de robarle el petróleo y lo llevó a un puerto del país.

El Gobierno de EE.UU. tachó de «falaz» la acusación iraní, pero subrayó que el 24 de octubre la Armada de EE.UU. monitoreó a fuerzas iraníes abordando ilegalmente y capturando un mercante en las aguas internacionales del golfo de Omán, sin que se inmiscuyeran en el incidente.

Esas acusaciones llegaron horas antes de que Irán y la Unión Europea anunciasen la reanudación de las negociaciones en Viena para salvar el pacto nuclear de 2015 el próximo 29 de noviembre, tras cinco meses de discusiones paralizadas por las elecciones presidenciales iraníes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí