Kinshasa.- La Unión Europea (UE) ha destinado 2 millones de euros en fondos humanitarios de emergencia para las personas afectadas por la erupción del volcán Nyiragongo en la provincia de Kivu del Norte, en la República Democrática del Congo (RDC), informó hoy la delegación de la UE en este país africano.

“Aunque la situación sigue siendo fluida y aún no se conoce el alcance total de los daños, ya está claro que la erupción del Nyiragongo y la continua actividad sísmica han desplazado a cientos de miles de personas en Goma y sus alrededores», afirmó el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, en un comunicado publicado por la legación diplomática de la UE en Kinshasa.

La financiación de emergencia se usará para responder a las necesidades inmediatas de las personas afectadas en la RDC y la vecina Ruanda, adonde han huido numerosos damnificados.

Los fondos cubrirán sectores prioritarios como el suministro de agua (incluida la rehabilitación del abastecimiento en la ciudad de Goma), medidas de saneamiento e higiene, primeros auxilios, apoyo psicosocial, protección infantil y reunión familiar.

Esta financiación se suma a los 160.000 euros asignados la semana pasada en apoyo de la Cruz Roja congoleña.

El pasado 22 de mayo, el Nyiragongo, uno de los volcanes más activos del mundo, entró en erupción sacudiendo a Goma, capital de Kivu del Norte a poco más de diez kilómetros del volcán.

La erupción ha provocando la muerte de al menos 32 personas y numerosos daños materiales, entre ellos la destrucción -según la UE- de las casas de al menos 21.000 personas.

La situación volvió a una cierta calma el día 24, pero tres días más tarde las autoridades ordenaron la evacuación de diez de los 18 barrios de Goma ante el temor de una nueva erupción por la persistencia de movimientos sísmicos y la presencia de magma bajo tierra en áreas de la urbe y debajo del lago Kivu.

Unas 400.000 personas abandonaron la ciudad y se dirigieron hacia el territorio de Sake, la provincia vecina de Kivu del Sur y Ruanda, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Al menos 3.000 personas, entre ellas 1.800 niños, cruzaron a Ruanda del jueves al viernes pasado, indicó la organización humanitaria Save The Children.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí