Santo Domingo,.- El presidente Luis Abinader afirmó este sábado que tiene la firme decisión de trabajar para desterrar los males heredados de la dictadura de Rafael Trujillo como la corrupción, violencia e impunidad que, afirmó, sigue sufriendo el país, a 60 años de la muerte del tirano.

El gobernante habló durante la apertura de la exposición «1961: el año de la libertad», que se presenta en la Plaza de las Américas del Centro de los Héroes, frente al mar Caribe.

Afirmó que el racismo de Trujillo llegó a los extremos de ordenar una de las matanzas más atroces de todas las cometidas en América Latina, en alusión a la muerte de centenares de haitianos en 1937.

«El dictador llegó a cederle a Haití miles de kilómetros cuadrados de nuestro territorio en una infame negociación con el presidente de ese país, para que no acogiera a quienes lo combatían», afirmó Abinader.

El mandatario rindió honor a la memoria de aquellos hombres y mujeres que «tomaron la decisión» de enfrentar y liquidar el régimen «más sanguinario» que haya padecido el país en toda su historia.

La exposición consta de textos y fotos en tamaño gigante donde se presentan diferentes etapas del régimen de terror de Trujillo, de sus esbirros, de aquellos que le combatieron tanto dentro como fuera del país, de manifestaciones callejeras y de testimonios de algunos de aquellos que sufrieron torturas, cárcel y exilio.

«Hoy quiero recordar a esos héroes y heroínas anónimos y rendir homenaje para que nunca más vuelvan a tener que llorar a sus hijos, tenemos el deber moral de honrar su memoria, la de todo el pueblo», dijo el jefe de Estado.

Del acto participaron la vicepresidenta Raquel Peña, la esposa de Abinader Raquel Arbaje, así como la exvicepresidente Milagros Ortiz Bosch, quien fue vista sollozar en varias oportunidades.

Abinader mencionó los nombres de los hombres que participaron directamente en ataque a tiros que terminó con la vida de Trujillo la noche del 30 de mayo de 1961 cuando se dirigía junto a su chofer a la ciudad de San Cristóbal.

También destacó las expediciones contra el régimen que se produjeron en 1947, 1949 y 1959, así como la lucha que libraron Manolo Tavárez Justo y su esposa Minerva Mirabal, quien fue asesinada en 1960 junto a sus hermanas Patria y Minerva.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí