Róterdam (Países Bajos)- Los organizadores de Eurovisión 2021 en la ciudad neerlandesa de Róterdam activaron este fin de semana los protocolos sanitarios y de seguridad y aislaron a las delegaciones de Polonia e Islandia al completo tras confirmarse positivos por coronavirus entre sus miembros, lo que también afectó a los equipos de Malta y Rumania por precaución.

Según explican desde el concurso, durante una “prueba rutinaria” realizada para este domingo, un miembro de la delegación islandesa dio positivo por covid-19, y de acuerdo con los estrictos protocolos definidos por las autoridades locales y los organizadores del festival, tanto las personas contagiada como los demás miembros de su delegación, se aislarán hasta dar negativo en una PCR.

El sábado, un miembro de la delegación polaca también dio positivo por covid-19 a su llegada al centro de eventos Ahoy, que acoge la edición de este año del festival, dicen desde el festival.

El resto de la delegación polaca y su artista también entraron en cuarentena y se sometieron a una PCR, y, como medida de precaución, los equipos de Rumania y Malta, que se hospedan en el mismo hotel que polacos e islandeses, también se han visto afectados por precaución y tendrán que hacerse las PCR.

Esto ha hecho que ninguno de los cuatro equipos haya podido participar este domingo en la Alfombra Turquesa, la ceremonia de bienvenida a los artistas. Se cree que el hotel podría ser la fuente de contagio de los miembros de las delegaciones que dieron positivo.

“Todos los artistas participantes se hicieron el sábado una prueba PCR en preparación para su aparición en la Alfombra. Como medida de seguridad adicional, todas las delegaciones que aún asisten a la Alfombra llegarán individualmente en transporte privado”, advirtió el festival en un comunicado, antes de la ceremonia, que comenzó hoy a las 18.15 hora neerlandesa (16.15 GMT).

Debido a la pandemia, la edición de este año del festival está rodeada de una serie de medidas muy estrictas e incluyen restricciones como el aislamiento inmediato en caso de un positivo, el distanciamiento social dentro del Ahoy, el uso de mascarillas y la necesidad de someterse a pruebas de coronavirus periódicas, tanto de antígenos como PCR, previas a las actuaciones, para evitar los contagios.

El protocolo ya preveía posibles positivos entre las delegaciones, lo que impediría a los artistas actuar en directo en la semifinal o la final de Eurovisión. Para evitar quedarse fuera, todos los equipos se han grabado una actuación que pueda emitirse durante las jornadas clave del festival en caso de que alguno de los artistas tenga que estar en cuarentena porque su prueba PCR o la de alguien de su equipo de positivo.

El representante español, Blas Cantó, subrayó hoy a su llegada a la Alfombra Turquesa que todo su equipo está “tratando de mantener la distancia y estar a salvo” y agregó que están prácticamente todo el día en el hotel: “Somos muy responsables”, aseguró.

Preguntado por su experiencia en los ensayos sobre el escenario de Eurovisión, Cantó contestó que fue “asombroso, un sueño que se hace realidad” y recordó que la canción está dedicada a su abuela, que falleció por covid-19, y supone “una conversación con ella porque no pudo despedirse” debido a las restricciones sanitarias.

“Es muy emotivo para mi, estoy prácticamente llorando todo el tiempo. Así que trato de mantener la calma, aunque a veces me resulta muy difícil”, comentó al presentador del festival, que esperaba sobre la Alfombra para dar la bienvenida a las diferentes delegaciones participantes y dar inicio oficialmente a esta edición del festival de canciones.

Aunque todo puede cambiar a última hora si se disparan los contagios en Países Bajos, en principio las dos semifinales y la final tendrán un máximo de 3.500 espectadores en cada uno de esos espectáculos, y los asistentes deberán presentar una prueba negativa.

Imane Rachidi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí