Por Gina Almonte
Santo Domingo. La comunicación es una herramienta esencial en la evolución de las empresas de cara a las relaciones con su público y, más aún, con los medios informativos que son los que se convierten en portavoces de su actividad. 

Esta puede tener varias áreas de actuación de acuerdo a los intereses de la empresa. Se podrá poner énfasis en la comunicación corporativa si se quiere fortalecer la imagen de la entidad, potenciar la comunicación interna, o desarrollar la comunicación de crisis.

En estos momentos de pandemia por el Covid-19 ha quedado demostrado que muchas empresas no estaban preparadas comunicacionalmente para lo que venía. También ha quedado claro que una mala gestión de la comunicación puede hacer colapsar, inclusive, a las empresas más sólidas y eficientes.

Al respecto, han reflexionado representantes de grandes firmas y, han puesto en marcha planes que les permitan reforzar su comunicación corporativa como estrategia para mejorar sus resultados operativos.

Tras la crisis del coronavirus, que nos ha afectado, tanto a nivel personal como profesional, se priorizó lo que desde siempre sabíamos: todo gira en torno a las personas. Y es aquí y ahora que la comunicación interna y externa adquiere la misma importancia, y es necesario que sea transparente y se desarrolle como una estrategia multicanal que sirva a sus diversos objetivos.

Sabemos que la comunicación interna es siempre importante, y por eso, mantenerla en momentos de crisis es sencillamente vital, y mucho más, en tiempos de incertidumbre, cuando generar confianza entre los colaboradores es prioritario.

La llegada del Covid-19 obligó a las empresas a cambiar de métodos comunicacionales y a adaptarse a los nuevos modos de trabajo, dejando atrás la mayoría de métodos convencionales. La implementación del teletrabajo, medidas sanitarias y de distanciamiento social posicionaron un nuevo esquema laboral.

Esta crisis mundial ha permitido, de alguna forma positiva, estructurar a las empresas de un modo alineado al avance tecnológico y desarrollar capacidades con las que no se contaba antes de pasar por una pandemia. Las empresas que han implementado soluciones digitales son admiradas en términos específicos de organización de logística y autoridades, eficiencia de funciones, y posicionamiento en el ámbito nacional, sin mencionar que la capacidad de respuesta inmediata es ahora un requisito para sobresalir en el campo empresarial.

Los tiempos actuales y la rapidez con la que vivimos en el mundo de hoy, nos exigen estar enfocados en el futuro y nos recuerdan que lo único constante siempre será el cambio.

______

La autora
Comunicadora / locutora

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí