Madrid.-Liz Hurley y su hijo, Damian Charles, guardan un parecido físico asombroso, son prácticamente idénticos. El joven (18 años) parece también destinado a seguir los pasos profesionales de su madre en el mundo de la moda y de la interpretación.

Fruto de la relación que Liz Hurley mantuvo con el multimillonario productor de cine Steve Bing, que murió el pasado mes de junio tras lanzarse al vacío desde la planta 27 de un edificio de apartamentos en Century City, en Los Ángeles, nació Damian Charles Hurley en Londres el 4 de abril de 2002.

Ahora, Damian, de belleza incuestionable, con larga melena y ojos azules, ha decidido ser modelo y actor, seguir los pasos profesionales de su madre.

Ya ha protagonizado una campaña de belleza junto a la modelo Irina Shayk y también ha participado como actor la serie “The Royals”, donde Liz Hurley es protagonista.

Ahora precisamente acaba de anunciar que deja la agencia Tess, en la que llevaba desde 2018, para fichar por la prestigiosa agencia IMG Models, la misma en la que trabajan divas de la pasarela como Gigi Hadid, Lara Stone, Amber Valleta y modelos y actores como Andrés Velencoso o Luke Evans.

Liz Hurley no oculta lo orgullosa que está de su único hijo y le apoya en su incipiente carrera escribiendo en su cuenta de Instagram: “Tu orgullosa mamá no puede dejar de publicar esta foto deslumbrante de mi hijo Damian con la hermosa Irina Shayk para la nueva campaña de Pat McGrath, fotografiada por Steven Meisel”.

Damian Hurley ha crecido arropado por apellidos con talento. Sus padrinos son David Beckham, Elton John, Denis Leary y Hugh Grant, con el que mantiene una excelente relación. El actor fue novio de su madre desde 1987 hasta 2001, cuando rompieron definitivamente tras la aireada infidelidad del actor.

También te podría interesar:   EE.UU. supera las 186.700 muertes y 6,1 millones de casos de COVID-19

Damian Hurley ha vivido intensamente durante toda su infancia y adolescencia entre Gloucester (suroeste de Inglaterra) y Sidney.

Cuando Damian Hurley nació, su padre Bing le negó la paternidad, pero las pruebas de ADN solicitadas por la modelo y actriz lo confirmaron. Tras una larga batalla judicial, llegaron a un acuerdo y el productor americano aceptó pagar once mil euros al mes.

Ahora, tras la muerte de su padre Steve Bing se abre otro escenario en su vida: la herencia. El multimillonario ha dejado dos hijos a los que nunca reconoció, Kira, de 20 años, y Damian; ambos serán los beneficiarios de una fortuna estimada en 530 millones de euros (600 millones de dólares).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.