Santo Domingo. El bachatero Elvis Martínez saludó con júbilo, en nombre suyo y de todos los bachateros dominicanos la entrega del certificado oficial que certifica, inscribe a la música y al baile de la bachata dominicana en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

“Era un anuncio que se había proclamado en diciembre del pasado año. Ahora estamos recibiendo el título que certifica a la bachata como Patrimonio de la Humanidad para lo que resta de la historia”; expuso el bachatero quien se encuentra en Estados Unidos.

Agregó: “Agradezco nombre mío y en el de todos los bachateros dominicanos, que hemos hecho del género una marca país y que hemos creado con cada nota musical de la guitarra un ritmo que despertó las más profundas emociones de quienes consumen nuestra bachata”.

Durante la ceremonia se realizó un homenaje a Víctor Víctor, acto que se efectuó a través de la plataforma de Zoom, con la presencia de funcionarios y delegados de las instituciones que gestionaron el más alto honor que ritmo alguno pueda obtener.

“Saludamos con mucha honra, también, este homenaje a Víctor Víctor, quien fuera una pieza importante para la internacionalización de la bachata”.

Elvis Martínez que lleva más de 25 años trabajando el género de la bachata es uno de los intérpretes más destacados y representativo del género musical dominicano, quien ido a destiempo dejó un legado cultural de gran valor”, sostuvo.

Presenciaron el acto de manera virtual, entre otros, el maestro Manuel Tejada, la cantante Maridalia Hernández, el bachatero Luis Segura, el productor musical e investigador Tommy García, Freddy Ginebra, Herminio Alberti y Juan Daniel Balcácer.

También te podría interesar:   Sarah Jessica Parker abre su primera tienda de zapatos en Manhattan

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.