Skopje,- La jornada electoral para los comicios generales anticipados en Macedonia del Norte está transcurriendo en calma, con un fuerte dispositivo de medidas de seguridad por la COVID-19 y por el momento con una participación menor a la 2016, aunque sin el temido descalabro.

Según los datos de la Comisión Electoral Nacional (SEC, por sus siglas en inglés), a las 13.00 hora local (11.00 GMT) el índice de participación era del 23,81 %, frente al 34,83 % de hace cuatro años.

Ante los colegios electorales se han formado durante toda la mañana colas, y los votantes están obligados a usar mascarillas y a mantener una distancia mínima de dos metros entre ellos.

Antes de entrar en los centros de votación todos deben desinfectarse las manos y tan solo pueden quitarse la mascarilla durante unos segundos, mientras los interventores de las mesas identifican al votante.

Después de depositar el voto, cada votante debe desinfectarse nuevamente y salir por otra puerta.

“Todo ha salido bien. No ha habido prisas de ningún tipo. No he pasado miedo por el coronavirus. Creo que uno se cruza con más gente en una tienda de comestibles que aquí”, dijo a Efe Pavle, un hombre de 68 años en Karposh, un suburbio de Skopje, después de votar en el jardín de infancia del barrio.

“Mire a toda esta gente esperando en las filas. Muchos no guardan distancia entre ellos. Está claro que no voy a ir allí. ¿Arriesgar mi vida para que algún político pueda sentarse en su sillón? De ninguna de las maneras”, manifestó, por contra, una mujer de mediana edad al pasar cerca de colegio electoral, en el municipio de Shuto Orizari, a unos 15 km cerca del centro de la capital.

También te podría interesar:   Voto por correo y anticipado supera los 1,8 millones para las primarias de Florida

La SEC y las ONG que monitorean el proceso electoral han asegurado que hasta el mediodía no se han producido problemas significativos.

El Ministerio del Interior macedonio solo informó sobre algunas irregularidades menores: por ejemplo, una persona fue arrestada después de pelearse con miembros de la mesa de votación y de tomar fotografías del lugar.

“EXCELENTE” PARTICIPACIÓN, SEGÚN LIDER GOBERNANTE

El líder del gobernante partido socialdemócrata SDSM, Zoran Zaev, emitió su voto en su ciudad de origen, Strumica, en el sureste del país.

En unas breves declaraciones, Zaev elogió lo que calificó de “excelente” participación durante la mañana, una evolución que, añadió, continuará durante el día, y “dará la identidad final y credibilidad para el futuro Parlamento y el Gobierno de Macedonia”.

También el líder del principal partido de oposición, el conservador VMRO-DPMNE, Hristijan Mickoski, se mostró satisfecho con la participación que interpretó como un apoyo a su formación.

“La gente vota de manera masiva desde la mañana. A ellos (SDSM) les gustaría ver una afluencia menor. Nosotros la queremos elevada, como la estamos viendo desde la mañana. Los ciudadanos están listos para un cambio y ese cambio ocurrirá hoy”, expresó.

“UN NUEVO CAPÍTULO ANTE ADHESIÓN A LA UE”

Por su parte, Ali Ahmeti, líder del mayor partido albanés DUI (Unión Democrática para la Integración) que participa en todos los Gobiernos desde 2008, se mostró convencido de que su formación revalidará su victoria entre la minoría albanesa, que comporta el 25 % de los dos millones de habitantes del país.

“Tenemos ante nosotros un nuevo capítulo de cara a la adhesión de nuestro país a la Unión Europea. Los ganadores tendrán la responsabilidad histórica de cumplir con las condiciones previas necesarias para ser miembro de la UE “, indicó Ahmeti en su pueblo natal de Zajas, en el oeste del país.

También te podría interesar:   México relativiza señalamiento de Trump por la COVID al ser periodo electoral

Los socialdemócratas prometieron durante la campaña que de ganar harían todo lo posible por poder comenzar las negociaciones de adhesión a la Unión Europea (UE).

Zaev había decidido convocar elecciones anticipadas precisamente después de que la UE no lograra consensuar una fecha para el inicio de estas negociaciones.

Todo esto solo fue posible después de haber resuelto la larga disputa con Grecia sobre el cambio del nombre del país, un tema que se llevaba debatiendo desde hace décadas y por el que los sucesivos Gobiernos helenos habían vetado el acceso de su vecino a la Alianza Atlántica y la UE.

Frente a la posición de los socialdemócratas, los conservadores nacionalista del VRMO-DPMNE se mostraron en contra del acuerdo con Atenas y de añadir la palabra “Norte” en el nombre, pero entretanto han asegurado que no lo cuestionarán si ganan las elecciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.