Redacción Internacional.-California.-La empresa de multimillonario Elon Musk ha cumplido 10 años y ha visto como su marca Tesla obtiene el primer lugar entre los fabricantes más valiosos del mundo por valor de mercado a nivel mundial y consolidando un fuerte primer lugar en Estados Unidos.

Tesla había superado a Ford y General Motors Company  en enero de 2020 convirtiéndose en la empresa automotriz más importante de EEUU cuando alcanzó un valor en el mercado de 88 mil millones de dólares.

A pesar de esa situación, algunos fabricantes de automóviles se mantuvieron a la cabeza por encima de Tesla, entre ellas Toyota, pero el miércoles primero de julio de 2020 el destino le sonrió a la firma de Elon Musk al lograr subir un 3.69% sus acciones alcanzando así un nuevo máximo.

La capitalización bursátil de la compañía es ahora de 208 mil millones de dólares, superando a Toyota que solo alcanzó 202 mil 74 millones de dólares.

Para algunos analistas de la industria ha generado una confusión el hecho de ver a Tesla en la cima, pues su volumen de producción no coincide con los números que indiscutiblemente su competencia si logra. Sin embargo, Tesla ha acelerado su producción y las entregas además de lanzar nuevos vehículos, la compañía de autos eléctricos vendió 367 mil 500 autos en 2019, un 50% más que en 2018, una cifra récord respaldada en gran medida por las ventas del modelo 3, el más económico de la firma.

Esas cifras contrastan con lo producido por Toyota que fabrica 10 millones de unidades cada año alrededor del mundo, pero Tesla se ha salido completamente de la norma en las reglas de inversores y le han dado un giro inesperado a la industria automotriz, ya que la empresa estadounidense es más vista como una marca de tecnología y no tanto una fábrica de producir vehículos.

También te podría interesar:   Vargas pide a la Unión Europea equidad en el comercio y apoyo al turismo

Por otra parte, el precio de las acciones de la compañía con sede en California, parece ser otra de las organizaciones privadas inmunes a los efectos de la Covid-19, por la razón de haber tenido suspensiones temporales en sus líneas de producción y lanzamientos de nuevas unidades, pero esto no le ha impedido seguir invirtiendo y empujando el precio de sus acciones al alza.

Si bien Tesla podría aumentar de nueva cuenta sus números de entrega y producción durante el segundo semestre de 2020, también tendrán que mantenerse sobre esa línea con el objetivo de seguir para empresa producir 72 mil vehículos eléctricos en la recta final del año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.