Dentro y fuera de los establecimientos que reciben muchas personas, la aplicación de este recurso comunicacional se hace imprescindible para que todos se organicen en la distancia que recomiendan la OMS y las autoridades de salud del país para mitigar la propagación de esta pandemia.

María Mercedes

Este año 2020, que el coronavirus cambió la forma de relacionarnos con nuestros semejantes, tuvimos que extremar las medidas de salubridad y seguridad dentro y fuera de nuestras residencias.

Una de esas prevenciones es el confinamiento, que en República Dominicana inició el jueves 19 de marzo. Desde ese día histórico para nuestra patria, el hogar que nos cobija se convirtió en el refugio que nos mantiene seguros, y con la posibilidad de eliminar la cadena de contagios de esta pandemia.

Cada día, esta situación de emergencia y supervivencia nos alerta que cuidarnos mutuamente es innegociable, pues como dijo el Ministro de Salud Pública Rafael Sánchez Cárdenas en la rueda de prensa de este lunes 11 de mayo, el distanciamiento social es una medida de autodefensa para nuestra salud y de los demás.

Ahora bien, cuando nos toca salir del hogar para realizar una diligencia, los centros que reciben muchas personas deben tomar en cuenta que el uso de la señalética es vital para establecer los seis metros de distancia física recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como por médicos especializados.

Esta herramienta de comunicación es aplicable a supermercados, farmacias, entidades financieras y todos los establecimientos de servicios que reciben muchas personas porque  cada quien sabe dónde le corresponde poner sus pies sin invadir el espacio de la persona que tiene delante o detrás.

Literalmente, lo que explico en el párrafo anterior podemos observarlo en las oficinas de los bancos que en sus pisos colocan flechas que direccionan hacia dónde el cliente debe caminar hasta que el oficial le indique que llegó su turno.

Ante esta situación de emergencia sanitaria, es importante recordar que somos seres programados biológicamente para percibir imágenes. Y según expertos en estrategia de mercadeo, al día de hoy, el 90 por ciento de la información que transmitimos a nuestro cerebro es visual; aun más, que procesamos las imágenes hasta 60 mil veces más rápido que los textos.

 

 

Tomando como esos datos como referencia, precisamos que esas gráficas que forman líneas verticales, horizontales y diagonales, y a veces flechas de colores lumínicos deben ser colocadas en las filas de los supermercados y centros de expendido de alimentos para separar a las personas mientras pagan sus mercancías. Pero, también deben salir al exterior de los centros referidos, -que como vemos en la prensa-, antes de abrir sus puertas, se aglomeran cientos de personas que quieren ser los primeros en recibir el servicio.

También para las elecciones presidenciales

Este recurso comunicacional que data de la época del Imperio Romano, se hace necesario para que todos estemos al nivel de distancia requerido. Adicionar este recurso al presupuesto de las empresas no es excesivo, tomando en cuenta que aporta salud a sus clientes, y al mismo tiempo, ayuda a mitigar los contagios del Covid-19.

De cara a las elecciones presidenciales del domingo 5 de julio, entiendo que esta herramienta debe establecerse en el protocolo dentro y fuera de los centros de votaciones para que las personas mantengan la distancia que amerita la emergencia sanitaria actual. Por supuesto, las mascarillas y los guantes no se quedan fuera de ese paquete de medidas preventivas.

Esta situación que nos crea incertidumbre es transitoria, sin embargo, estas medidas de seguridad serán una constante por un largo tiempo. Acatarlas es de sabios, y luego de la reactivación de la economía -que como aseguró el Ministro de Salud Pública será lenta, progresiva, por sectores y vigilada-, estas disposiciones permanecerán porque son las reglas del juego que nos impone la nueva normalidad. Sin duda, la misión es cuidamos mutuamente con el distanciamiento físico, que nos impide ser amorosos y solidarios…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí