Santiago.- Fernando Buret Abad, el vigilante acusado de herir de un perdigón en la cara, por error, a la fiscal de Luisa Liranzo, está detenido y será sometido en breve a la acción de la Justicia.

El hombre también está acusado de herir a Marino Escaño Rosa, quien prestaba servicio de camarero en la tarima VIP del carnaval de Santiago, donde la magistrada se encontraba junto a familiares y amistades, y donde ocurrió el incidente.

En tanto, médicos del Hospital Metropolitano de Santiago (HOMS), donde fue ingresada ayer la representante del Ministerio Público de esta ciudad tras sufrir la herida, informaron que ésta será dada de alta a partir de la tarde de hoy.

Los galenos comunicaron que Liranzo fue sometida a una cirugía leve del ojo derecho, pero reiteraron que no sufrió daños.

El portavoz de la Dirección Cibao Central de la Policía Nacional, coronel Damián Arias Matos, informó de que Buret Abad dijo en los interrogatorios que se le había escapado un disparo de la escopeta que portaba.

La Policía comunicó que aunque el disparo fue accidental, el vigilante será sometido a la Justicia.

Además informó de que se le ocupó una escopeta Carandai calibre 12, propiedad de la compañía de vigilante para la que labora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí