Praga,- Tras permanecer cerrado durante casi cinco meses, todo el comercio no esencial en la República Checa ha reabierto este lunes, si bien bajo estrictas medidas de seguridad, como la obligación de usar mascarilla especial y guardar la distancia física .entre las personas para frenar posibles contagios.

Se trata de un alivio parcial y cauteloso de las restricciones para frenar la covid, que incluye la reapertura de muchos servicios, como peluquerías y balnearios, mientras sigue cerrada la gastronomía y la cultura.

En todos los locales reabiertos es obligatorio llevar cubierta la nariz y la boca con una mascarilla de alta protección, tipo FFP2 o KN95, informó hoy la cadena pública CT24.

El Gobierno checo ha dado su luz verde a este paso de desescalada tras mejorar la situación epidemiológica en la nación centroeuropea, una de las más golpeadas por las últimas oleadas de la pandemia.

No obstante, a pesar de que, con 391 contagios en las últimas 24 horas, se mantiene la tendencia a la baja en el número de nuevas infecciones, la situación en Chequia sigue delicada, con una tasa acumulada de 298 casos por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, según datos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Con 78 fallecimientos por cada millón de habitantes, es el octavo país con la mayor tasa de mortalidad por covid en Europa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí