Sídney (Australia)- El gobierno regional del estado de Victoria, en el sureste de Australia, decretó un confinamiento de cinco días a raíz de un rebrote de la covid-19 vinculado a un hotel donde guardan cuarentena obligatoria los llegados desde el extranjero.

La medida, anunciada hoy por el gobernador Daniel Andrews, entra en vigor a partir de la medianoche del viernes al sábado y los 6,7 millones de habitantes de Victoria, el segundo estado más poblado del país, solo podrán salir de casa para hacer la compra, por deporte, para ir al médico o para acudir al puesto laboral en los catalogados como trabajo esencial.

Las mascarillas faciales son obligatorias en todo momento y no se permite las visitas en los hogares.

Desde que se detectara el rebrote, con la denominada cepa británica, fuera de un hotel de Melbourne habilitado para la cuarentena las autoridades locales han confirmado 13 contagios locales.

“Tenemos que asumir, basándonos en los consejos (de los expertos), que existen casos de transmisión que desconocemos y que se propagan a la velocidad de la luz”, declaró hoy Andrews para justificar la actuación que busca evitar que se repita el rebrote de contagios que registró Victoria entre junio y septiembre.

Australia ha confirmado desde el inicio de la pandemia 28.879 casos de la covid-19, incluidos 907 fallecidos, de los cuales unas 20.460 infecciones y 829 decesos corresponden al estado de Victoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí