Buenos Aires- La Fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires junto a la Policía capitalina llevó a cabo este viernes tres registros de manera simultánea contra las tres personas que se fotografiaron con el cuerpo de Diego Maradona, informaron a Efe fuentes de la investigación.

Los tres exempleados de la funeraria Sepelios Pinier, que se ocupó del cadáver del astro del fútbol, fallecido a los 60 años el pasado miércoles, serán citados a declarar por Fiscalía pero no fueron detenidos porque los supuestos delitos cometidos no son penales.

La Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Número 25 de Buenos Aires los citará en principio por supuesta profanación de un cadáver y es posible que también se les acuse de violación de “derechos personalísimos”.

Se investiga la publicación de fotografías por parte de empleados con el cadáver de Maradona, unas imágenes que fueron tomadas antes de que el cuerpo de Diego saliera hacia la Casa Rosada, donde fue velado, y que dieron la vuelta al mundo en la jornada del jueves.

Las fotografías originales muestran el cuerpo sin vida de Maradona, que no se ha podido ver de ninguna otra manera puesto que durante el velatorio el ataúd permaneció cerrado.

Durante los registros contra esas tres personas, la Policía requisó tres teléfonos móviles, un ordenador portátil, un lápiz USB y varias camisas que coincidían con la ropa que portaban los investigados en el momento de tomar las fotos.

Los registros se llevaron a cabo en una casa particular, un garaje -donde se secuestró información documental- y el local donde prepararon el cuerpo de Maradona, donde analizaron el lugar desde el que se sacaron las imágenes y donde se realizaron análisis forenses.

Todas las dependencias en las que actuaron la Fiscalía y la Policía se encuentran en el barrio porteño de La Paternal.

Las fuentes consultadas detallaron que no se revelará el día en que serán citados; debido a que los acusados, que afrontan multas económicas y de dos a diez días de arresto, temen por su seguridad.

Este mismo viernes, uno de los exempleados de la funeraria, un hombre de 48 años llamado Claudio que aparece en una de las fotos junto a su hijo de 18 años y el cadáver de Maradona, pidió perdón de manera pública en un programa radiofónico local.

Claudio desligó a la empresa de responsabilidad y contó que recibe amenazas telefónicas de un grupo de la hinchada del club Argentinos Juniors, donde debutó Maradona y que además es el club del barrio en el que trabajaban ellos.

“Estábamos acomodando ya para llevarlo. Y me dicen ´flaco´, y mi hijo, como todo pibe, levantó el dedo y sacaron la foto. Pido respeto y perdón a todos. Mirá que le hice el servicio al papá de Maradona y al cuñado, y jamás lo hice. Estuve con Maradona cerca en vida. No lo hice en vida sabiendo que es mi ídolo, no lo voy a hacer de fallecido. No era mi intención. Sé que mucha gente se ha ofendido y lo ha tomado a mal”, declaró en Radio 10.

Claudio contó que fue despedido de la empresa Pinier Sepelios, en la que trabajaba desde hacía siete años, y que la funeraria es una empresa que ha trabajado con toda la familia Maradona.

“Estoy recibiendo amenazas, porque me conocen, soy del barrio. Gente que le molestó. Que nos van a matar, que me van a romper la camioneta. Mis hijos…”, contó Claudio. “No quiero tirar nada sobre ellos que están defendiendo a un ídolo”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí