Barcelona (España).- La mascarilla será obligatoria en la región española de Cataluña (noreste) tanto en espacios públicos como en interiores aunque se pueda respetar la distancia de seguridad, a partir de mañana jueves, en un intento de prevenir la expansión del coronavirus.

El Gobierno regional catalán tomó este miércoles la decisión para intentar evitar nuevos rebrotes como el que actualmente afecta a una comarca de la provincia catalana de Lleida, cuya cifra de contagiados asciende ya a 365 y se prevé que puedan superar los 1.400 positivos si continúa la actual tendencia.

La región ya preparó el pasado viernes un hospital de campaña, listo para ser utilizado en caso de que el hospital de la ciudad Lleida se viese sobrepasado, aunque los enfermos también podrán ser derivados a otros centros de Cataluña.

Los dos hospitales públicos y los tres privados de la ciudad de Lleida tienen ingresadas hoy 69 personas con COVID-19, nueve de ellas en cuidados intensivos, y el principal centro hizo hoy un llamamiento para conseguir médicos especialistas en enfermos críticos y semicríticos.

El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, señaló este miércoles que sigue con “preocupación” los 67 brotes de coronavirus actualmente activos en el país, prestando especial atención al de Lleida y al de la comarca de A Mariña, en la región de Galicia (noroeste de España).

Estas dos comarcas están sometidas a confinamientos para evitar la expansión de ambos brotes, los más serios que sufre el país en estos momentos.

“Sabemos que habrá brotes, ha habido en todos los países, pero naturalmente lo seguimos con preocupación y a diario”, destacó el ministro, quien tampoco descartó la posibilidad de volver a confinar a la población de forma general si la situación se descontrolase.

También te podría interesar:   Una respuesta global simultánea reducirá el impacto de nuevas olas de COVID

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.