Copenhague,- La aerolínea de bajo coste Norwegian transportó a 113.004 pasajeros en junio, un 97 % menos interanual, debido a las restricciones de viajes impuestas por muchos países por la pandemia de coronavirus, informó este lunes la compañía.

La cifra supone una ligera mejora respecto a mayo, cuando la aerolínea transportó a 73.000 pasajeros, un 98 % menos.

En ambos meses Norwegian operó solo con 8 aviones y un limitado número de rutas nacionales por encargo del Gobierno noruego.

“El pasado 17 de junio Norwegian reabrió 76 rutas en Europa añadiendo doce aviones a las operaciones a partir del 1 de julio. La demanda ha subido de nuevo de forma gradual y las reservas para vuelos en julio y agosto subieron un 40 % la semana pasada”, informó la compañía.

La pandemia le costó a Norwegian una pérdida bruta de 3.282 millones de coronas (302 millones de euros) hasta marzo, un 66 % más interanual, según el balance presentado a finales de mayo.

Norwegian se aseguró a principios de mayo garantías crediticias del Estado noruego por 3.000 millones (275 millones de euros), después de lograr el apoyo de acreedores y accionistas a un plan para convertir 12.700 millones (1.163 millones de euros) de deuda en acciones.

La aerolínea ha suscrito una oferta pública de acciones por 400 millones (37 millones de euros), de la que el 55 % fue ofrecido a los actuales accionistas, el 25 % a acreedores y el 20 % a inversores.

Tras la conversión de deuda, las empresas de alquiler de aviones se han convertido en los principales accionistas, encabezadas por la holandesa AerCap Holdings, con el 15,9 %; y la china BOC Aviation, con el 12,7 %, controlada en último término por el Estado chino.

También te podría interesar:   R.Dominicana registra 576 nuevos contagios y 11 muertes por covid en un día

La aerolínea atraviesa una difícil situación financiera desde hace años, agravada en 2019 por la prohibición temporal de vuelo de los Boeing 737 MAX y los problemas con los motores Rolls Royce.

Norwegian informó la semana pasada de la rescisión de los acuerdos de compra de las cinco unidades restantes del Boeing 787 Dreamliner y las 92 del Boeing 737 MAX que quedaban por ser entregadas, así como de los acuerdos de mantenimiento GoldCare para ambos modelos.

La aerolínea noruega ha presentado una demanda con la intención de obtener la devolución de los pagos previos a la entrega relacionados con dichas aeronaves y para obtener una compensación por las pérdidas generadas a causa del parón del modelo 737 MAX y los problemas en los motores del 787.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.