San Salvador.- El Salvador registró este miércoles su decimoquinta muerte a causa del COVID-19, mientras que los contagios se elevaron un 7,8 %, hasta los 633 casos, de acuerdo con datos el Ministerio de Salud.

La víctima número quince de la enfermedad es una mujer de 72 años de edad, quien tenía “antecedente de diabetes e hipertensión” y fue tratada en una unidad de cuidados intensivos.

El país realizó el martes 1.598 pruebas, con las que se detectaron 46 nuevos contagios del coronavirus SARS-CoV-2, lo que representa un alza del 7,8 % y un acumulado de 633 casos.

Las personas recuperadas suman 219 y los casos “activos” son 391, de los que 310 pacientes no presentan síntomas, 69 se encuentran estables, 4 tienen un pronóstico “moderado” y 13 “grave”. En estado “crítico” se encuentran 3 personas.

El departamento de San Salvador es el epicentro de contagios del nuevo coronavirus con 258 casos, el 40,7 %, y le siguen La Libertad (centro) y Santa Ana (noroeste) con 49 y 42, respectivamente.

La cuarentena domiciliar obligatoria y el estado de emergencia nacional concluirán el próximo 16 de mayo, sin que las autoridades salvadoreñas descarten una nueva ampliación.

El presidente del país, Nayib Bukele, anunció la noche del martes en cadena nacional de radio y televisión que se restringirá la salida de personas para comprar alimentos a dos veces por semana, fijados previamente mediante la terminación de su número de identidad.

También informó, sin entrar en detalles, que el Gobierno entregará 2,7 millones de paquetes alimenticios a las personas afectadas por el paro de la actividad económica a causa de la pandemia de COVID-19.

Este anuncio se hizo el mismo día en el que un grupo de organizaciones sociales denunciaron que “la falta de articulación de las medidas sanitarias con las económicas ha provocado que ya se registren casos de hambre”.

POLÉMICA CON COSTA RICA

Durante la presentación, Bukele crítico la estrategia de combate al COVID-19 de Costa Rica al supuestamente disminuir el número de pruebas diarias y dijo que esto es “pan para hoy, hambre para mañana”.

“Lo que está pasando es que no van a encontrar los casos, no van a aislarlos, no van a aislar los nexos”, apuntó el mandatario, quien añadió que esto “genera un subregistro de muertos”.

“Costa Rica nos daría la falsa impresión de que han aplanado la curva, pero realmente solo han bajado la cantidad de pruebas”, sostuvo.

El Gobierno de Costa Rica aseguró este miércoles que el presidente Bukele habló “sin ningún fundamento” para poner en duda los resultados las autoridades costarricenses en el control de la pandemia.

“Uno se sorprende y lamenta escuchar declaraciones que no tienen ningún fundamento. El presidente Bukele fue mal asesorado, le dieron datos incorrectos”, declaró el canciller de Costa Rica, Rodolfo Solano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí