República Dominicana ha sido cómplice de su exitosa trayectoria. “Sí, sí, sí”, “A ti”, “Amada mía”, “Te quiero”, encabezaron la lista de las canciones más coreadas de principio a fin por el público que se dio cita en el Teatro La Fiesta.

 

Por María Mercedes

Santo Domingo. Con el efusivo aplauso de un público que le ama tanto como a sus canciones, el cantautor español José Luis Perales celebró dos noches de este febrero que quedarán en la memoria de quienes acogieron la invitación de acompañarle.

Su trayectoria es difícil de describir en esta crónica, pero sí es justo destacar que con sus poemas hechos canciones es un Cupido que ha enamorado a muchas parejas de diferentes generaciones.

Las huellas que ha dejado en la música son de gran orgullo para quienes tenemos el español como lengua materna. Hoy, a sus 75 años de edad cumplidos el 18 de enero, está haciendo un viaje ‘quijosteco’ para saludar y agradecer tanto cariño profesado durante cuatro décadas.

República Dominicana, un país que él confesó ha visitado unas 17 veces no podía ser la excepción. Por eso, en estos conciertos que relatamos logró una conexión emocional verdadera, única e irrepetible solo cuando nos vuelva a visitar. Sí, porque aunque este encuentro se tituló “Baladas para una despedida”, su público añorará verle cantar una y otra vez. Consciente de esta gran verdad, Perales se despidió diciendo “les quiero como la tierra al sol”.

Emocionó con sus canciones idílicas

De la dulzura que Perales trasmite desde su corazón nacen sus canciones idílicas. “Un velero llamado libertad” y “Me llamas”, fueron los dos primeros temas elegidos de su amplio repertorio para cautivar a su público que desde las siete de la noche hacia su llegada al teatro La Fiesta del hotel Jaragua.

“Son tantas las veces que he venido a la República Dominicana a cantar y siempre soy recibido por ustedes con tanto amor. Admiro la calidez de la gente de este hermoso país que me hace sentir tan bien”, fue el primer halago que el cantautor dirigió a los presentes.

Con su corazón lleno de amor y agradecimiento, continuó con su recital de buenas canciones. Así, con esta buena vibra interpretó la “Canción de otoño”, cuyas letras dicen “Y te has pintado la sonrisa de carmín, y te has colgado el bolso que te regaló y aquel vestido que nunca estrenaste lo estrenas hoy”…

Reveló que inició como compositor

Un dato interesante de este concierto es que el artista fue narrando y revelando datos –quizás no tan conocidos por sus seguidores-. Uno de ellos es que antes de ser artista fue compositor. “Hay canciones que son las más antiguas porque las escribí para mis amigos. Yo comencé a cantar tímidamente con canciones como estas”. Se refería “Celos de mi guitarra”, “Cosas de Doña Asunción”, “El amor”, las cuales convirtieron esos minutos en un momento sublime.

Y fue tanta la emoción que Perales dijo “estoy pensando buscarme un coro generoso, y me da la impresión que lo encontré esta noche”.

“Y tú te vas”, fue banda sonora

Otro dato que nos contó el artista que es que su canción pop “Y tú te vas”, llegó a una lista muy alta. Esta la grabó a la cantante hispano-británica Jeanette en 1976, fue incluida en la banda sonora de la película ‘Cría cuervos’ (Palma de Oro del Festival de Cannes), dirigida por el cineasta Carlos Saura. El tema forma parte de su álbum “Para vosotros canto” (1975).

Las revelaciones continuaban, esta vez indicó que nunca había escrito una canción con un artista y lo hizo con Miguel Bosé. Se trata de “Creo en ti”. Mientras que “Frente al espejo” la compuso para su colega Raphael de España, quien el año pasado en ese mismo escenario cantó dos noches a casa llena. Esta la interpretó a media luz y con su guitarra.

Sus canciones tienen historia

Las canciones que han surgido de grandes momentos de inspiración tienen historias humanas muy sensibles. Así nos contó que la canción titulada “La llamaban loca”, es la historia real de una mujer que conocí que después de enviudar se volvió loca y murió de amor.

El tema lo escribió hace años para el grupo “Mocedades”, y en nuestra República Dominicana se escuchó a ritmo de bachata en la voz de Zacarías Ferreira.

Por amor al amor

Perales sabe como enamorar con canciones, y así lo demostró en dos noches románticas cuando interpretó “Melodía perdida”, “Amada mía”, “Ella y él”; y “Balada para una despedida”, que da título a esta gira.

“Que canten los niños”…

En unos de sus comentarios relató que en un viaje a Argentina conoció la labor humanitaria que hacen las aldeas SOS con la infancia. Investigó que también está en España y, en ese entonces, visitó al sacerdote para preguntarle qué podía hacer por los pequeños, a lo que el religioso le respondió que le cante una canción, y que como sabe componer que lo haga, así nació “Que canten los niños”.

Es una canción de la que se siente muy orgulloso, tanto como los infantes de estas aldeas, pues me consta que en sus viajes a República Dominicana les visita y comparte con ellos.

El romance que llegaba al alma de los presentes no tuvo tregua la noche del jueves cuando sonaron los primeros acordes de su composición “Amada mía”.
A las 11:15 de la noche, Perales se despidió de la concurrencia para cerrar una noche a lo “Luna sobre el Jaragua”.

Les quiero “como la tierra al sol”

En sus conciertos, Perales logra una conexión emocional verdadera, única e irrepetible solo cuando nos vuelva a visitar. Sí, porque aunque este concierto se tituló “Baladas para una despedida”, su público espera verle cantar una y otra vez. Consciente de esta gran verdad, Perales se despidió diciendo “les quiero como la tierra al sol”.

 

Una despedida sublime

Tras una breve pausa, y después de regalarle 21 canciones a sus fans, a las 11:15 de la noche, Perales volvió para cantarles un tema que no ha podido ni ha querido dejarlo en sus conciertos “Mirándote a los ojos”.

En esa misma sintonía cantó “Me iré calladamente”, que hace alusión al momento en que haga su vuelo a la libertad.

Abrazado a sus músicos se despidió este famoso cantautor -quien en 2016, durante una entrevista en el programa español “Menuda Noche”-, dijo que su canción preferida es “Ojala que llueva café”, de nuestro Juan Luis Guerra.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here