BRASILIA. El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, declaró hoy abierta la votación en que se decidirá si el proceso de juicio político con miras a la destitución de la mandataria Dilma Rousseff llegará al Senado.

La decisión está en manos del pleno de 513 diputados, en el que se necesita una mayoría calificada de 342 votos para que el proceso sea remitido a la Cámara alta, que definirá si Rousseff finalmente responderá a un juicio político que le puede costar el cargo.

La votación, que pudiera durar unas cinco horas, será nominal y cada uno de los 513 diputados será llamado a manifestarse frente a un micrófono, de acuerdo a orden geográfico determinado por la latitud de los 27 estados del país.

Antes de que se iniciara la votación, intervinieron los jefes de los grupos de los 27 partidos representados en la Cámara baja y, en su mayoría, aunque fijaron posición, liberaron a sus parlamentarios para votar de acuerdo con sus propias convicciones.

De esos 27 partidos, solamente siete se manifestaron a favor de la mandataria y anunciaron su voto contra un eventual juicio.

También te podría interesar:   Aumentan las protestas por el recorte presupuestario a la Universidad de Panamá

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.