Recordará sus éxitos en los conciertos de Medellín, Valledupar y Bogotá. El célebre dominicano habló con el periódico EL TIEMPO.
 
Bogotá, Colombia. Juan Luis Guerra vuelve a Berklee a recibir un doctorado honorífico. Vuelve después de premios Billboard, Grammy, Lo Nuestro, portadas de revistas, discos de oro y de platino y tras décadas de éxitos musicales en los que ha fusionado el merengue y la bachata con ritmos como el rock, el pop, el jazz y el blues, que aprendió en esa universidad especializada en música. Y aunque su lista de galardones seria interminable, Guerra dice: “El doctorado es, probablemente, uno de los más importantes reconocimientos que me han dado”.
 
¿Por qué?
 
Porque es la escuela donde estudié, la de mis sueños. El doctorado se lo han dado a personas que admiro muchísimo, como Duke Ellington y Quincy Jones.
 
¿Recuerda cómo era ese sueño de Juan Luis Guerra antes de estudiar allí?
 
Estaban las ansias de aprender y comenzar a conocer músicas que hasta ese momento no conocía. Básicamente el jazz norteamericano. Además, estar allí fue maravilloso: conocí a mi esposa. Eso fue una bendición.
 
De Berklee salió a comienzos de los ochenta un Juan Luis Guerra decidido a cambiar la historia de la música y salió también el primer álbum, Soplando, su primer intento de reunir merengue y jazz. En su biografía recuerda que se sentía triunfador antes de que el disco saliera a la luz y la gran tristeza que le dio su fracaso. Afortunadamente para la música latinoamericana, Soplando fue el primero y el último de esos fracasos.
 
“Era un CD con mucha influencia de jazz -recuerda-. En realidad no era popular. Si lo hiciéramos ahora sería diferente, porque la gente conoce nuestra trayectoria en la música. Gustó muchísimo, aunque el merengue ahí era más lento que el original”.
 
¿Es esa fusión la manera de llevar lo tradicional a la modernidad?
 
Creo que hay varias formas. Siempre me ha gustado mezclar diferentes géneros con la música folclórica. No pierdo la esencia pero así le doy variedad. Siempre me ha gustado hacerlo, he hecho jazz con merengue, rock con merengue y hasta gospel.
 
Dijo que la falla de su primer disco fue no ser comercial. Sin embargo, con muchas otras letras demostró que se pueden hacer canciones que a primera vista no lo serían…
 
Creo que hay una gracia del Señor -en los 90, Guerra tuvo un acercamiento a la fe y ha convertido en éxitos canciones de alabanza como Las avispas-. Todo lo que hago prospera, pero me gusta mantener la calidad. Siempre que voy a decir algo, me gusta decirlo con poesía. Me gusta jugar con la imaginación. Pienso que hay que trabajar la lírica, los arreglos. Es una responsabilidad de todos los que amamos la música.
 
El impulsor de la bachata
 
El primer éxito de Guerra, cuando su grupo se llamaba solo 4:40 fue Si tú te vas. Un éxito a finales de los ochenta, una década marcada en el merengue por Wilfrido Vargas, Bony Cepeda y Los Hermanos Rosario. Guerra tuvo algo diferente, pasó a presentarla con nuevas instrumentaciones y a hacerse un lugar aparte con Woman del Callao, Visa para un sueño y Ojalá que llueva café. Hasta ahí era un merenguero diferente, en el 89 se convirtió en un midas de la música dominicana con Bachata Rosa, uno de sus álbumes más exitosos, del que salió Burbujas de amor.
 
“Diría que Bachata rosa fue el CD que comenzó a impulsar la bachata fuera de la República Dominicana, recuerdo bien que después de eso vinieron muchos representantes de la bachata. Se le han abierto muchas puertas”.
 
En cambio, el merengue perdió su categoría en el Grammy del año pasado…
 
Sí, pero creo que es una música sumamente importante: no solo los dominicanos hacen merengue, también hay puertorriqueños, colombianos y venezolanos haciéndolo. El merengue es una categoría que merece estar en el Grammy, hay que trabajar para que la pongan de nuevo.
 
Al festival vallenato
 
Pronto, Juan Luis Guerra irá con La bilirrubina, No es lo mismo ni es igual y El Niágara en bicicleta a una ciudad que no ha visitado antes: Valledupar. Se presentará el primero de mayo.
 
¿Qué tan confiado se siente del público de una ciudad como Valledupar a la que llega por primera vez?
 
Está en Colombia, así que voy confiado. Aunque no haya ido nunca a Valledupar sé que en el país aman nuestra música y el respaldo ha sido maravilloso.
 
La gira se llama ‘Travesía’… ¿Travesía por su carrera?
 
Es el nombre de una de las canciones de La llave de mi corazón. La gira se llama así porque el show es como un viaje, un recorrido por todas nuestras canciones, desde el principio de la carrera hasta la fecha.
 
PRESENTACIONES EN MEDELLÍN, EL MIÉRCOLES 29 DE ABRIL, EN LA PLAZA DE TOROS DE LA MACARENA; EL PRIMERO DE MAYO, EN VALLEDUPAR, EN EL PARQUE DE LA LEYENDA. EL 2 Y EL 4 DE MAYO PRÓXIMOS EN EL COLISEO CUBIERTO EL CAMPÍN, DE BOGOTÁ.
LILIANA MARTÍNEZ POLO
PERIODICO  EL TIEMPO
SECCIÓN CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.