Nueva York. Una de las principales denunciantes de los abusos del cantante R. Kelly, al que varias mujeres han acusado durante años de agresiones sexuales, tenía previsto reunirse hoy con miembros de la Policía de Nueva York, que investigan las afirmaciones.


El interés de las fuerzas en el caso se dio a conocer en una rueda de prensa por la conocida abogada Gloria Allred, que representa a la joven Faith Rogers, de 21, quien afirma que Kelly la forzó a tener “relaciones sexuales dolorosas y abusivas” y la contagió con un herpes de forma intencionada.

“Faith les va a proveer de información, y después la fiscalía decidirá si se presentan cargos en su contra”, contó Allred, según indican los medios locales.

Rodgers presentó una denuncia contra Kelly el pasado mes de mayo en la que dijo que el artista la obligó a mantener relaciones en un hotel de Nueva York hace menos de dos años, y que la manipuló para continuar viéndose durante un año, durante el que la encerraba en habitaciones y vehículos de forma rutinaria como castigo por no satisfacerle.

“Confiaba en él y me traicionó”, dijo la supuesta víctima en la comparecencia ante los medios, mientras que la abogada apuntó que el cantante había enviado cartas amenazadoras para tratar de evitar que salieran a la luz sus acusaciones.

R. Kelly, de 52 años y natural de Chicago, ha negado constantemente las numerosas acusaciones de abusos sexuales y de pederastia en su contra a lo largo del tiempo.

En los últimos días, han vuelto a salir a la luz con fuerza tras la emisión de una serie documental que ha llevado a las autoridades a interesarse de nuevo por estos presuntos delitos.

Cuando tenía 27 años, el artista se casó de manera ilegal con la cantante Aaliyah, que entonces solo tenía 15 años.

En 2002 se supo de un vídeo en el que supuestamente aparecía manteniendo relaciones sexuales con una menor, pero en 2008 fue absuelto del juicio por este asunto en el que se le acusaba de pornografía infantil.

Asimismo, en 2017 un artículo del portal BuzzFeed acusaba a Kelly de estar detrás de una “secta abusiva” de carácter sexual.

En julio del año pasado, el cantante presentó un tema titulado “I admit” (“Yo admito”, en inglés) en el que rechazaba las acusaciones en su contra, pero reconocía haber hecho “cosas mal” en su carrera.

“Dicen que estoy abusando de esas mujeres. Qué mierda absurda es esa. Les han lavado el coco, ¿de verdad? Les han secuestrado, ¿de verdad? No pueden comer, ¿de verdad? Menuda conversación, esta mierda suena estúpida”, aseguraba.

“Admito haber follado con todas las mujeres, tanto mayores como jóvenes. ¿Pero cómo pueden llamarlo pedofilia? Esta mierda es una locura”, añadía en la canción. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here