Santo Domingo.- Una corte de apelación dominicana ratificó este miércoles la condena de 30 años de prisión contra el novio de una joven de 16 años, cuya desaparición y muerte conmovió hace casi dos años al país, además de reducir de 5 a 2 años la sentencia que un tribunal menor impuso a la madre de este por complicidad.

La Corte de Apelación de la provincia Duarte (noreste) impuso la pena contra Marlon Martínez, ratificando así la sentencia dictada el año pasado por el Segundo Tribunal Colegiado de San Francisco de Macorís.

Asimismo, el tribunal expresó que el hecho cometido por el acusado no fue un homicidio voluntario, como lo tipificó el tribunal menor, sino que fue un asesinato.

Los tres jueces de la corte también condenaron a Martínez al pago de una indemnización de 10 millones de pesos (unos 200.000 dólares) en favor de los familiares de la víctima.

Por otra parte, los magistrados decidieron reducir a 2 años la condena de 5 años que pesaba contra Marlin Martínez, madre de Marlon, al considerar que el Ministerio Público no aportó las suficientes pruebas para considerar que esta participó como cómplice en el crimen contra la adolescente Emely Peguero, quien se encontraba embarazada.

La defensa de Marlon Martínez había solicitado la reducción de la pena impuesta a su defendido, mientras que la Fiscalía pedía la ratificación.

En cuanto a Marlin Martínez, el Ministerio Público solicitó a la Corte de Apelación que la condenara a 20 años de prisión bajo acusaciones de complicidad, pero el tribunal le dio la categoría de ocultamiento, al igual que lo hizo la corte menor.

Los miembros del Ministerio Público afirmaron, tras finalizar la audiencia, que llevarán el caso ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ), al insistir en que Marlin Martínez participó en complicidad con su hijo en el crimen de Peguero y que intentó desligarse y desligar a su hijo del crimen.

El cuerpo de Emely Peguero fue hallado el 31 de agosto de 2017 dentro de una maleta en la comunidad de Cayetano Germosén, provincia Espaillat (norte), ocho días después de su desaparición.

La autopsia determinó que murió por un aborto inducido y por un fuerte golpe en la cabeza.

Apenas días después de su desaparición, Marlin Martínez y su hijo, Marlon, le solicitaban a Emely Peguero que regresara al hogar de sus padres, cuando ya la joven estaba muerta.

La sentencia de 5 años contra Marlin Martínez, emitida en noviembre pasado, causó gran indignación en el país y provocó disturbios en San Francisco de Macorís, dadas las características del caso y de que los principales acusados se habían unido a los familiares de la víctima en operativos para su búsqueda.

La defensa de los condenados ha insistido en todo momento que el crimen no fue intencional, sino que Marlon Martínez intentó practicarle un aborto a Emely Peguero, pero que el procedimiento salió mal. EFE

rsl/cav

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here