Puerto Príncipe.- Un grupo de más de 20 legisladores de Haití remitió este martes una carta al presidente de la Cámara de Diputados y vicepresidente de la Asamblea Nacional, Gary Bodeau, instándole a presentar una acusación contra el presidente del país, Jovenel Moise, por supuesta malversación de fondos.

En la misiva, los diputados aluden a las posiciones manifestadas recientemente a este respecto por la Conferencia Episcopal de Haití, el Foro Económico del sector empresarial privado, la Federación Protestante de Haití y las asociaciones de la sociedad civil «son inequívocas».

«Claramente señalan al jefe de Estado como responsable de la calamitosa situación que Haití conoce», denunciaron días después de que el Tribunal Superior de Cuentas emitiera un informe que involucra a una empresa del mandatario en el supuesto manejo irregular de fondos de Petrocaribe.

Para los diputados firmantes, «el Parlamento no puede permanecer indiferente ante los gritos de la población» y este órgano debe ser la verdadera caja de resonancia institucional» de la ciudadanía.

En la misiva, afirman que los hechos cometidos por el presidente Moise «constituyen un delito de alta traición» y señalaron que «una vez que se retire de su cargo» como presidente de la nación, «será llevado ante los tribunales de Justicia para responder a las acusaciones en su contra».

Mientras, en las calles de Puerto Príncipe se registraron nuevas manifestaciones violentas, en la segunda jornada de huelga consecutiva tras la movilización del domingo, en la que murieron varias personas, además de un periodista de la emisora local Radio Sin Fin (RsF), fallecido el lunes.

En distintos puntos de la capital se registraron protestas espontáneas que en algunos casos derivaron en disturbios, como las que se produjeron en Petionville, en la zona alta de la ciudad, donde se escucharon disparos en horas de la tarde.

Con la capital paralizada mediante barricadas y neumáticos ardiendo, los ciudadanos permanecen a la espera de que el presidente hable sobre el informe del Tribunal Superior de Cuentas, emitido el pasado 31 de mayo, donde se da cuenta de la investigación sobre supuestos actos de corrupción en el manejo de los fondos del programa Petrocaribe, por el cual Venezuela suministra petróleo al país a precios blandos.

Moise sí se ha manifestado hoy sobre «los actos de violencia perpetrados contra la televisión local Guinen, que son indignos de una sociedad donde se permite la libertad de prensa», que ha condenado a través de la red social Twitter.

«El público debe condenar este comportamiento que santifica la violencia, desafiando la tolerancia dentro del estado de derecho», agrega el mensaje.

Según detalles conocidos por la prensa, la investigación desveló que la compañía Agritrans del presidente haitiano recibió millones de dólares para la ejecución de varios proyectos, pero no los ha llevado a cabo.

Asimismo, el texto revela que existe una red de funcionarios dentro del Gobierno haitiano que gestiona la obtención de contratos para amigos del expresidente del país Michel Martelly, así como para el exministro ministro Laurent Lamothe.

El reporte de la Corte Superior de Cuentas califica de «grave» la manera en que varios Gobiernos han gastado más de 2.000 millones de dólares de los fondos de Petrocaribe entre 2008 y 2016, la mitad de los recursos generados por el programa durante ese período.

El documento está en poder del presidente del Senado y de la Asamblea Nacional haitiana, Carl Murat Cantave, quien deberá tramitarla ante la Justicia.

Haití vive una profunda crisis económica, política y de seguridad, agravada tras las masivas y violentas protestas de dos semanas que se iniciaron el pasado 7 de febrero, el mismo día que Moise cumplió dos años en el cargo.

A esto se añade que el primer ministro designado, Jean Michel Lapin, no ha podido presentar ante el Parlamento su programa de Gobierno, pues ha sido imposibilitado de ello por sectores de la oposición.

La situación de violencia que se vive en el país ha llevado a las autoridades estadounidenses a emitir un mensaje de advertencia para los ciudadanos que vayan a visitar Haití.

«El crimen violento, como el robo a mano armada, es común, y se han producido incidentes de secuestro. La policía local puede carecer de los recursos para responder eficazmente a incidentes criminales graves, y la respuesta de emergencia, incluido el servicio de ambulancia, es limitada o inexistente», dice el mensaje.EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here