Voz de América – Redacción,- El papa Francisco afirmó el lunes que la reunión de obispos de todo el mundo que se celebrará el mes próximo tiene como objetivo “arrojar toda la luz” sobre el escándalo de abusos sexuales y encubrimientos por parte de los clérigos.

En un discurso ante diplomáticos en el Vaticano, Francisco calificó el abuso cometido contra menores de edad como “uno de los delitos más viles y atroces que se puedan concebir”.

Dijo que la Iglesia está trabajando para combatir y prevenir el abuso y su ocultamiento, para desenmascarar la participación de la jerarquía eclesiástica y para hacer justicia a los menores que han “sufrido violencia sexual agravada por el abuso de poder y de conciencia”.

La credibilidad de la Iglesia católica se ha visto mermada por los abusos sexuales cometidos por el clero y los obispos así como por su encubrimiento, a menudo sistemático.

Francisco calificó la reunión de febrero como “un paso más en los esfuerzos de la Iglesia para arrojar luz sobre los hechos”.

Su propio manejo de algunos casos ha suscitado críticas.

El papa elogia a Colombia

El papa Francisco elogió a Colombia por aceptar la entrada de una gran cantidad de venezolanos que huyen de los problemas económicos en su país durante su discurso anual a los diplomáticos acreditados ante el Vaticano.

A tiempo de ponderar la actitud del gobierno colombiano frente a la crisis de los venezolanos que protagonizan un masivo éxodo hacia varios países del continente, el Sumo Pontífice dijo textualmente:

“Creo que no es posible dar soluciones parciales a una cuestión tan universal. Las emergencias recientes han demostrado que se necesita una respuesta común, coordinada por todos los países, sin prevenciones y respetando todas las instancias legítimas, tanto de los Estados como de los migrantes y refugiados”, dijo el papa.

Al mismo tiempo, el Santo Padre expresó su preocupación por el auge del nacionalismo en el mundo responsabilizando, en parte, a las fallas de la globalización.

Obviando referirse en concreto a países o partidos políticos, el Santo Padre lamentó las políticas nacionales que favorecen “consenso partidario rápido” frente a los esfuerzos pacientes por el bien común.

El papa mostró además su descontento por los largos conflictos que sacuden Ucrania y Siria, elogió el diálogo entre Corea del Norte y Corea del Sur y alertó sobre una aceleración en la carrera armamentista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here