Santo Domingo.- El miembro del comité político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) José Ramón Fadul manifestó este miércoles su preocupación por la división interna que vive la formación y la falta de árbitros frente a las distintas candidaturas surgidas en el seno de la formación de cara a los comicios de 2020.

Así lo manifestó el delegado político al ser abordado por la prensa tras presentar ante la Junta Central Electoral (JCE) una carta informando de que el PLD hará uso de las reservas de candidaturas, en virtud a las prerrogativas de la Ley de Partidos.

La notificación está firmada por él mismo, por el presidente del PLD, Leonel Fernández, así como por su secretario general, Reinaldo Pared Pérez, y el 22 de junio comunicarán las plazas reservadas, tal y como indica la ley.

El también ministro de Interior y Policía reconoció que en el PLD «no hay árbitros, no hay confianza. Por eso vamos a las primarias y elegimos a la Junta Central Electoral como árbitro», ante la profusión de candidaturas surgidas para postular a la Presidencia y otros cargos. «Si aspira todo el mundo nos quedamos sin árbitros», dijo.

También en respuesta a preguntas de la prensa sobre una posible salida de las filas del partido de Leonel Fernández, Fadul respondió que «el que quiera irse del partido que se vaya, pero no vamos a destruir este instrumento político, porque Juan Bosch se lo dejó al pueblo dominicano.»

A quien quiera abandonar la formación, el delegado político le desearía «buena suerte. Ahora, yo creo que todos debemos quedarnos», apuntó.

El pasado sábado, el comité político del PLD dejó resuelto el asunto de la reserva del 20 por ciento de las candidaturas para las elecciones generales y municipales de 2020.

El sector que lidera el expresidente Leonel Fernández dentro de la formación propuso que las reservas incluyeran a sus actuales senadores, diputados y alcaldes, entre otros.

Sin embargo, dirigentes peledeistas afines al presidente Danilo Medina calificaron esa propuesta de «envenenada» porque, supuestamente, busca coartar las pretensiones de esa facción de modificar la Constitución para que el gobernante pueda optar por un tercer período consecutivo.

El tema de una eventual reelección de Medina, que cuenta con el rechazo de la oposición, sigue generando tensiones dentro del propio partido oficialista, siendo el exmandatario y presidente del PLD, que ya presentó su candidatura, uno de sus principales detractores.

Según la ley 33-18, sobre partidos, agrupaciones y movimientos políticos, las candidaturas de elección popular reservadas deben ser aprobadas por los organismos de dirección de los partidos, al igual que el reglamento electoral interno y las alianzas.EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here