Los Angeles. Lindsay Lohan podría ingresar nuevamente a rehabilitación instada por su familia y amigos cercanos, quienes creen que necesita ayuda profesional.
Tras la ruptura con la DJ Samantha Ronson, la vida de Lindsay ha comenzado a tomar un camino de auto destrucción, según indicaron personas cercanas que cita entertainmentwise.com.De hecho la semana pasada un amigo de Lindsay dijo que ella se encuentra «fuera de control» y temen que su recaída sea al estilo Britney Spears.
«Estamos convenciendo a Lindsay de que vaya (a rehabilitación). Queremos lo mejor para ella, y no creo que ella sepa lo que es», indicó un familiar de la joven de 22 años.
Incluso la propia madre de Lohan, Dina, está tratando de convencerla de que busque ayuda profesional.
Y es que tras el fin de su relación gay con Ronson, Lohan ha sido vista en numerosas noches de fiesta y con una sustancia para experimentar una «sensación de bienestar».
En el pasado, Lindsay estuvo en centro especial para luchar contra su adicción al alcohol.
Apenas el lunes, Lohan subió a un sitio web para conocer posibles parejas un video en el que se burlaba de su actual soltería y decía querer encontrar a una persona para compartir el resto de su vida, o al menos, el resto de su libertad condicional.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here