Miami.  Ocean Festival Latin Music parte hoy del puerto de Miami, Florida, con la actuación a bordo de Nicky Jam, Gente de Zona, Silvestre Dangond, Alex Sensation y el reconocido pianista Arthur Hanlon, para celebrar la segunda edición del «fin de semana del amor» a ritmo de reguetón.

Los organizadores estiman que unas 4.000 personas van a bordo de este particular crucero, donde la fiesta, la música y la diversión están aseguradas.

Lucas Piña, vicepresidente de SBS Entertainment, la empresa que ha montado el «Ocean Fest» (como también se le denomina al evento), aseguró que «va a ser una experiencia única» entre el mar Atlántico y el Caribe.

«Estamos preparados para producir un evento que tiene los más altos estándares de la industria del entretenimiento», remarcó Piña.

«El público está demandando cosas nuevas, la industria está evolucionando y nosotros nos estamos adaptando», agregó el directivo de la empresa, que aglutina varias emisoras de radio y de televisión latinas en Estados Unidos.

Los boletos para el crucero, que oscilan entre los 500 y los 2.000 dólares por persona, ya están agotados.

Piedad García es una de las pasajeras y ha viajado expresamente desde Bogotá (Colombia) hasta Miami, junto a su marido y su hijo.

La familia al completo ya hizo este mismo crucero en su primera edición, y ahora han querido volver, según dijeron, para disfrutar de Silvestre Dangond, uno de sus artistas favoritos.

«Tienes hotel, comida y lo bueno de aquí es que la gente tiene cerca a los artistas», explicó García y recordó que el año pasado se encontró en el comedor con el colombiano Carlos Vives y pudo tomarse una fotografía con él.

El dúo cubano Gente de Zona será el encargado de abrir la primera noche en alta mar. Randy Malcom y Alexander Delgado hacen un alto en su gira de conciertos para unirse a la fiesta.

Los artistas repasarán algunos de los temas, como «Bailando» o «La Gozadera», que los han llevado a lo más alto de las principales listas de la música latina.

«Es un crucero que sale de lo normal», comenta entre risas Joaquín Guiller, otro colombiano que viene desde Medellín junto a su novia y amigos.

El barco Carnival Victory, cuya botadura fue el 31 de diciembre de 1998 como uno de los cruceros más grandes en ese momento, sale de Miami hacia la isla de Nassau (Bahamas), donde hará su primera parada.

Al día siguiente, retomará el trayecto por el mar Caribe y con el ritmo, en vivo, de los temas más sonados del reguetonero Nicky Jam.

«Nicky Jam es mi cantante favorito, tiene una historia de superación y en cuanto me enteré que iba a estar en el crucero no me lo pensé dos veces y saqué los boletos», dijo desde el mostrador de facturación Yadira Martínez, una cubana de 32 años afincada en el sur de la Florida.

Al igual que Martínez, otros pasajeros han ido llegando a la terminal del puerto con la intención «de celebrar un San Valentín diferente».

Ricardo Rodríguez, también cubano, lleva «solo un par de trajes de baño y una muda» en una pequeña maleta. Admitió que «no tenía con quién celebrar el día del amor» y que esta propuesta le atrajo cuando se enteró por la radio.

«Es lo mejor que puedo hacer. Quién sabe si aquí encuentre al amor de mi vida», bromeó.

En una entrevista anterior con Efe, el artista colombiano Silvestre Dangond, quien fue parte de la primera edición, manifestó que «es muy bueno compartir estos días con los fans y que vean que uno es igual que todos, que disfrutamos igual. (En la edición pasada) todos los artistas íbamos a ver los shows de nuestros colegas y a disfrutar».

Está previsto que el Carnival Victory regrese a Miami el próximo lunes en la mañana. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here