Voz de América – Redacción,- La tensión entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba se incrementó con la expulsión de dos diplomáticos cubanos que estaban acreditados en Naciones Unidas y las restricciones de los restantes miembros de su misión a Manhattan.

El Departamento de Estado alega que la medida se debió a los intentos de ambos diplomáticos de «realizar operaciones de influencia contra Estados Unidos».

«Nos tomamos en serio todos los intentos contra la seguridad nacional de Estados Unidos y continuaremos investigando a cualquier personal adicional que pueda estar manipulando sus privilegios de residencia», indicó el comunicado estadounidense.

El gobierno de la isla rechazó la medida. El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, tiene previsto ofrecer una rueda de prensa a las 10:30 hora local en La Habana.

«La Misión Permanente de Cuba rechaza categóricamente la expulsión injustificada de sus diplomáticos y el endurecimiento de la política de restricciones al movimiento para sus funcionarios acreditados en Nueva York y sus familias».

/**/ /**/ /**/ El transporte ha sido por años un grave problema para la mayoría de los cubanos, como parte de la crisis económica que padece la nación.

SEE ALSO:

Cuba raciona combustible y culpa a EE.UU. por sanciones

El comunicado de la misión de Cuba en la ONU afirmó además que la decisión de EE.UU. «busca provocar una escalada diplomática que conduzca al cierre de las embajadas, intensificar aún más el embargo económico contra el pueblo de la isla y obstaculizar la batalla que la Isla libra en las Naciones Unidas antes del comienzo de la 74a sesión de la Asamblea General».

/**/ /**/ /**/ Morgan Ortagus, portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., acompaña al secretario de Estado, Mike Pompeo, a una conferencia de prensa antes de partir de la Base Aérea al-Bateen en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, el jueves 19 de septiembre de 2019.

SEE ALSO:

EE.UU. expulsa a dos diplomáticos de Cuba asignados a la ONU

Se trata de un paso más en las hostilidades entre ambos gobiernos, que agudiza el enfriamiento en las relaciones entre los viejos enemigos de la Guerra Fría.

La Habana y Washington experimentaron un efímero acercamiento a instancias del gobierno del expresidente Barack Obama, quien negoció con el expresidente cubano Raúl Castro la apertura en el 2015 de las embajadas después de más de medio siglo de ruptura de relaciones diplomáticas.

Incidentes no aclarados en La Habana que perjudicaron la salud de diplomáticos estadounidenses basados en la isla, provocaron que Estados Unidos redujera al mínimo su representación en Cuba.

Trump ha revertido el acercamiento con La Habana y sancionado al gobierno de la isla, al que culpa por apoyar al presidente en disputa de Venezuela Nicolás Maduro. Recientemente recortó el límite a las remesas familiares y los viajes a la isla.

/**/ /**/ /**/ El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla con los periodistas cuando parte hacia Baltimore, Maryland desde el Jardín Sur de la Casa Blanca en Washington.

SEE ALSO:

Trump: «Cuba siempre ha hecho posible que Venezuela haga lo que hace»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here