Voz de América – Redacción,-Negocios y estaciones de metro de Hong Kong reabrieron como de costumbre el lunes después de un caótico domingo cuando la policía disparó cañones de agua, gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes que bloquearon las carreteras y arrojaron bombas de gasolina fuera de la sede del gobierno.

/**/ /**/ /**/ Estudiantes con máscaras se toman de las manos para rodear el St. Stephen's Girls' College en Hong Kong, el lunes 9 de septiembre de 2019.
SEE ALSO:

Hong Kong dice a EE.UU. que se mantenga al margen de protestas

El domingo, lo que comenzó como una protesta mayormente pacífica al principio del día se convirtió en violencia en algunos de los distritos comerciales y turísticos más concurridos del territorio chino.

Miles de manifestantes antigubernamentales, muchos vestidos con máscaras negras, gorras y sombreros para ocultar su identidad, corrieron por las calles, participaron en tácticas del gato y el ratón con la policía, incendiaron calles y bloquearon carreteras en el corazón de Hong Kong, donde se encuentran muchos distritos comerciales clave.

/**/ /**/ /**/ La líder de Hong Kong, Carrie Lam, anunció el miércoles 4 de septiembre de 2019 el retiro formal de un controvertido proyecto de ley de extradición que provocó protestas y una crisis política desde julio.
SEE ALSO:

¿Qué reclaman los jóvenes en Hong Kong? ¿En qué temas se resiste el gobierno?

Las manifestaciones son las últimas en casi cuatro meses de protestas a veces violentas. Los manifestantes están furiosos por lo que ven como una interferencia progresiva de Beijing en los asuntos de Hong Kong a pesar de las promesas de Beijing de otorgar a la ciudad una amplia autonomía y libertades negadas en China continental.

Decenas de estudiantes universitarios se manifestaron pacíficamente el lunes por la tarde instando a las autoridades a escuchar las demandas públicas. Vestidos de negro, algunos de ellos con máscaras faciales, los estudiantes cantaron «Glory to Hong Kong», una canción que se ha convertido en un grito de guerra por libertades más democráticas en el centro chino semiautónomo.

En Baptist University, cientos de estudiantes también marcharon para exigir que la gerencia de la universidad ofrezca apoyo a un reportero estudiantil arrestado el domingo.

El desencadenante inicial de las protestas fue un controvertido proyecto de ley de extradición, ahora retirado, que habría permitido que se enviara gente de Hong Kong a China continental para ser juzgada.

Desde entonces, las protestas se han ampliado a otras demandas, incluido el sufragio universal y una investigación independiente sobre denuncias de fuerza excesiva por parte de la policía.

Hong Kong, una antigua colonia británica, regresó a China en 1997 bajo una fórmula de «un país, dos sistemas» que garantiza las libertades que no se disfrutan en el continente, incluido un sistema legal independiente muy apreciado.

La policía dijo el lunes que 89 personas fueron arrestadas durante el fin de semana después de que «manifestantes radicales» atacaron a dos oficiales de policía el domingo por la noche, arrojando bombas de gasolina, ladrillos y amenazando la seguridad de los oficiales.

Cerca de 1.500 personas han sido arrestadas desde que comenzaron las protestas en junio.

Al menos 18 personas resultaron heridas, tres de ellas de gravedad, durante la violencia del domingo, según autoridades de salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here