Miami – La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) calificó de «grave y preocupante» para el ejercicio periodístico un fallo contra el diario El País de Cali, Colombia, que exige a los medios contar con la autorización previa de los afectados para publicar hechos noticiosos que los involucran.

El lunes pasado, el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cali Sala Penal revocó una sentencia del 27 de junio de primera instancia que desestimó una demanda de tutela de una persona que se accidentó en la vía pública con su automóvil. El juez ordenó al periódico que «en un término de 48 horas, distorsionen el rostro del señor Andrés Ramírez Urbano del video posteado en su página web, hasta que cuente con la autorización del titular para publicarlo», argumentando, además, que la publicación había generado comentarios deshonrosos de parte de usuarios en contra del afectado.

Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, expresó que «es grave y preocupante que se cree el antecedente de que los medios deben pedir permiso para publicar hechos públicos a los afectados, una especie de censura previa en la práctica».

Ante la orden que emana del fallo de que será remitido a la Corte Constitucional para su eventual revisión, Rock centró la «esperanza de que la Corte adopte y se pronuncie sobre este caso que, aunque aparente ser un hecho simple, puede desencadenar graves consecuencias y limitaciones para la libertad de prensa, el ejercicio periodístico y la libertad de expresión».

Agregó que la «tarea periodística se convertiría en una actividad complicada, lenta y casi condenada al silencio, si los medios deben pedir autorización de los ciudadanos o afectados para publicar imágenes en espacios públicos y de interés noticioso», subrayó Rock, director del portal mexicano de noticias La Silla Rota.

El accidente de tránsito ocurrió el 13 de mayo. El diario publicó un video de un usuario, tomado con su celular, en el momento que el automóvil de Ramírez Urbano cayó a un canal de desagüe de la ciudad de Cali. El afectado solicitó a El País que eliminara de su portal el video al considerar que se violaba su derecho a su buen nombre, intimidad y honra. En su oportunidad el diario denegó el pedido bajo el argumento de que era una noticia sobre hechos ocurridos en vía pública.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here