Santo Domingo.- El Gobierno dominicano trabaja en una estrategia para ayudar a los hogares vulnerables a restablecerse tras el paso de desastres naturales, usando como pilar herramientas diseñadas por el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS) con el apoyo de organismos internacionales.

Así lo aseguró hoy la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, durante su participación en el encuentro regional “El rol de la protección social ante desastres: oportunidades para la construcción de una región SICA más resiliente”, que se celebra en Panamá.

“Dentro de muy poco estaremos trabajando en una ‘Estrategia nacional de protección social adaptativa integral para la República Dominicana’. Es una estrategia operativa de intervenciones de protección social a lo largo del ciclo de gestión de riesgos, que contempla prevención, preparación antes de la respuesta, recuperación y reconstrucción”, expresó Cedeño de Fernández.

En su intervención: “La experiencia de la República Dominicana en la vinculación de la protección social y la vulnerabilidad ante choques climáticos; potencialidades desde el Sistema de la Integración Centroamericana”, explicó que con ello el país estará en condiciones óptimas de intervenir antes, durante y después de un evento o desastre natural a los fines de preservar vidas y generar capacidad de superar los estragos dejados por situaciones adversas (resiliencia).

Señaló que el Índice de Vulnerabilidad ante Choques Climáticos (IVACC) determina el grado de vulnerabilidad de los hogares frente a fenómenos naturales y está contenido en una base de datos del Sistema Único de Beneficiarios (Siuben), construida con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En cuanto al protocolo indicó que tiene la finalidad de garantizar la articulación y actuación oportuna, integrada, sostenible y eficiente de las principales instituciones públicas, por medio del ofrecimiento de una canasta de servicios sociales de fácil acceso para atender las necesidades de la población afectada.

La guía de actuación fue elaborada por el programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), el PNUD y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

“Aplicado a la base de datos de hogares vulnerables que tenemos, se construyó lo que consideramos un acercamiento a la cuantificación de la probabilidad de que un hogar sea vulnerable a un desastre natural, dadas ciertas características socioeconómicas. El IVACC establece que las familias más vulnerables están en los hogares con menor calidad de vida según el Índice de Calidad de Vida (ICV)”, afirmó la vicepresidenta.

En la actividad, organizada por la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA), Cedeño de Fernández exhortó a aprovechar esa experiencia para prevenir daños y enfrentar con mayor eficiencia los embates de las catástrofes naturales que hacen que los logros en la lucha contra la pobreza se reviertan.EFE

rsl

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here