Miriam German Brito
Miriam German Brito

Santo Domingo. EFE. La jueza de la Suprema Corte de Justicia Miriam Germán Brito solicitó hoy al Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), la recusación del procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, del proceso de evaluación que se le sigue para ser ratificada o no en la SCJ.


Germán Brito hizo la recusación a través de una comunicación enviada al presidente Danilo Medina, quien también preside el CNM.

La magistrada basó su decisión atendiendo lo que establece la Ley 107-13, sobre los Derechos de las Personas en sus Relaciones con la Administración Pública y que dispone regulaciones en torno a la imparcialidad e independencia de un funcionario.

Citó el artículo 311 de esta ley, que apunta que el personal al servicio de la Administración Pública deberá abstenerse de toda actuación arbitraria o que ocasione trato preferente por cualquier motivo (…), prohibiéndose la participación de dicho personal en cualquier asunto en el que él mismo, o personas o familiares próximos, tenga cualquier tipo de interés o pueda existir conflicto de intereses.

Germán Brito consideró que la actuación del procurador general durante la entrevista dirigida a ella por el CNM dio muestras inequívocas y ostensibles de una enemistad visceral en contra de ella, lo que quedó a la vista del país y de todos los demás consejeros.

La jueza dijo esperar que Rodríguez se inhiba del proceso de valoración a su persona voluntariamente, o que de lo contrario, sirva su carta como formal recusación en contra de su participación en todo cuanto se refiera a la evaluación y posterior decisión sobre su persona para permanecer o no como jueza de la Suprema Corte de Justicia.

Germán Brito y Rodríguez han estado en el centro del debate nacional desde el lunes pasado cuando el funcionario, en el marco de las entrevistas a los jueces de la Suprema Corte de Justicia por parte del Consejo Nacional de la Magistratura, leyó dos cartas anónimas, según informó, una de las cuales cuestiona la amistad de la magistrada con el exministro de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa, uno de los imputados por supuestamente recibir sobornos de Odebrecht.

Una segunda misiva denuncia que la juez posee una villa en San José de Ocoa, además de un apartamento en Gascue, que supuestamente puso a nombre de un hijo de ella, quien nunca ha trabajado ya que posee una condición especial de salud.

Asimismo, en una tercera carta el procurador refiere que el juez José Gregorio Bautista Vargas le aseguró que Germán Brito le pidió en dos ocasiones que “si se podía hacer algo” en cuanto al caso del condenado por narcotráfico y lavado de activos Winston Rizik Rodríguez, conocido como “El Gallero”.

La jueza de la Suprema se molestó con los alegatos del procurador y defendió su idoneidad como magistrada.

Este miércoles el juez Bautista Vargas dijo a través de las redes sociales que depositó ante el Consejo del Poder Judicial un documento mediante el cual formaliza su denuncia de que la jueza Germán Brito lo contactó en varias oportunidades con relación a Winston Rizik y a su hermano Nelson Risik Delgado.

Bautista afirmó que los contactos de la magistrada Germán Brito hacia él se produjeron luego de que formaba parte del Tribunal Colegiado de Monte Plata que conoció de las acusaciones contra los hermanos Rizik.EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here